La empresa del abogado Omar Beltrán Valle prestó al senador por Antofagasta y candidato presidencial asesorías telefónicas y presenciales, y cuatro minutas cuyo contenido es copy-paste de la información gratuita disponible en el sitio web del Senado. Se duplicó incluso los errores en la redacción. Desde el comando del abanderado explican que los informes “responden únicamente a un documento de trabajo interno que consigna la labor de acopio de la información”.

Entre marzo y junio de 2017, la empresa Beltrán Asociados Spa elaboró para el senador y candidato presidencial, Alejandro Guillier, cuatro minutas.

Las que llevaban por nombre: “Informe comisiones asesoría parlamentaria”, “Minuta trabajo comisiones asesoría parlamentaria”, “Minuta trabajo comisiones asesoría parlamentaria acumuladas a mayo 2017” y “Minuta trabajo comisiones asesoría parlamentaria acumuladas a junio 2017”.

Los documentos elaborados por la firma del abogado Omar Beltrán Valle fueron pagados como parte de las asesorías que le corresponden a Guillier por ser Senador de la República y que son financiados con asignaciones parlamentarias.

Es decir, con recursos públicos que la Ley de Presupuestos otorga a ambas Cámaras.

La firma Beltrán Asociados Spa, que fue creada solo una semana antes de comenzar a prestar servicios al parlamentario y que a la fecha ha recibido casi 19 millones de pesos, ha prestado solo asesorías telefónicas y presenciales, y entregado las cuatro minutas anteriormente mencionadas.

Según una investigación de Radio Bío Bío, el contenido de estos trabajos es copia íntegra de la información gratuita disponible en el sitio web del Congreso. En otras palabras, la Cámara Alta terminó pagando un trabajo cuya autoría original pertenece al propio Congreso.

De hecho, los documentos reproducen de manera literal el contenido publicado en la web de las comisiones de Minería, Medio Ambiente y Educación, tanto de la Cámara como del Senado.

Incluso, se constató la copia de los errores en la redacción de los textos.

En ese sentido, el reportaje de la emisora da el siguiente ejemplo: “El documento de mayo registra en su página siete que ‘se recibió en auiencia [sic]’. En la página 21 de la minuta de junio, en tanto, ocurrió un error de copia similar: ‘acompañado de la directiva y los asesores de la Fedearación [sic]’. Parte de esta última, además, repite fragmentos del documento reportado en mayo. Los textos también fueron sometidos al análisis de especialistas que advirtieron presencia de plagio y la posibilidad de un eventual fraude.

Otro hecho que llama la atención son las coordenadas de Beltrán Asociados Spa. Éstas remiten a un departamento de propiedad de Harold Correa, PPD del G90 investigado por financiamiento irregular de la política en la precampaña de Michelle Bachelet, y de Alex Matute.

Información entregada por la firma ante la Notaría Francisco Javier Leiva remiten a la calle José Miguel de la Barra 536, oficina 601, comuna de Santiago.

En dicho lugar, un funcionario del edificio afirmó que la oficina no cuenta con empleados y que Beltrán concurre esporádicamente a retirar correspondencia.

Cabe consignar que en agosto, Correa se unió al equipo de campaña de Guillier.

Consultado por el hecho, el comando del candidato contestó: “El senador Guillier está al tanto y satisfecho de la labor de su equipo legislativo, lo que incluye el aporte de esta asesoría”.

Puntualiza que la asesoría de Beltrán es de carácter “integral” y “las minutas responden únicamente a un documento de trabajo interno que consigna la labor de acopio de la información, sus cambios y avances de la discusión legislativa, en un sentido cronológico (…) de manera complementaria, Beltrán advierte de esos avances al equipo del senador por otros medios electrónicos y principalmente por teléfono, lo cual no se consigna, pues es de carácter de trabajo interno y reservado”.

A juicio de especialistas en propiedad intelectual, el presentar como propio el trabajo de otro -exigiendo por ello además un estipendio- contraviene la Ley 17.336 de Propiedad Intelectual que protege a los autores de una obra incluyendo “las compilaciones de datos o de otros materiales”.

Y Julio Pallavicini, académico de la Universidad de Chile, advierte otra cosa: los informes dan, “a lo menos, para investigar fraude al Fisco”.

El tema de las asesorías parlamentarias está siendo investigado por el fiscal Carlos Gajardo en la Cámara de Diputados. El persecutor no descarta extender su indagatoria al Senado. En esa línea, fuentes ligadas a este proceso aseguran que Gajardo ya habría detectado inconsistencias en algunos informes de los diputados.

/psg