Escaso público en las tribunas y una reiterativa entrada y salida de diputados a la sala marcaron los 90 minutos que duró la interpelación al ministro del Interior, Mario Fernández, por parte de la diputada RN Paulina Núñez. El objetivo de la parlamentaria de Chile Vamos era conocer detalles sobre las políticas de migración.

En su intervención, Núñez dijo que hubo falta de prioridad por parte del Ejecutivo en “hacerse cargo del fenómeno migratorio (…) No hay motivo para estar a seis meses de terminar el gobierno y a fojas cero con respecto a este proyecto”.

Estas aseveraciones fueron descartadas por Fernández, quien aseguró que han “estado preocupados todo el año de elaborar una buena ley migratoria”.

Un importante lapso de la interpelación se basó en comparaciones entre el actual proyecto y aquel presentado en 2013 por el entonces Presidente Sebastián Piñera.

Ante las reiteradas críticas de la diputada por “desechar” esa iniciativa, el titular de Interior aseveró que el gobierno generó “una ley seria, abierta al derecho internacional y coherente con el régimen constitucional”, características que, aseguró, el proyecto anterior “no tenía”.

Con relación a la negativa a crear una nueva institucionalidad a cargo de la materia y dejar en manos de Interior estas atribuciones, Fernández advirtió que durante este año se cambió la idea de tener el servicio de migraciones y se decidió mantener el Departamento de Extranjería. Ello, señaló, con el objetivo de “tener flexibilidad para mantener este proceso”.

El secretario de Estado también se refirió a la presencia de ciudadanos haitianos en Chile, la que se ha incrementado desde los 1.069 que había en 2013 a 70.449 en la actualidad. Sin embargo, adelantó que en abril de 2018, el Instituto Nacional de Estadística presentará cifras actualizadas sobre extranjeros.

“Gracias a esta interpelación hoy tenemos un proyecto que discutir. Pero nadie puede entender, después de haber escuchado al ministro, que hayamos esperado casi cuatro años para tener este texto”, indicó Núñez. Tras la interpelación, el ministro Fernández valoró la instancia y consideró que la misma “ha servido para poner de relieve la importancia que tiene la presentación de este proyecto”.

Para Eduardo Cardoza, del Movimiento de Acción Migrante, la interpelación demostró que la inmigración “se ha vuelto parte de la lucha electoral, y que no es el mejor momento para su discusión”.

/gap