Valparaíso es un destino imperdible para los extranjeros que llegan durante todo el año al país, especialmente para aquellos que arriban en cruceros. Y con razón. La ciudad puerto ofrece a los turistas innumerables atracciones en ese laberinto de cerros y casas de colores.

Sin embargo, desde que el año pasado recaló el primer crucero en el puerto de San Antonio, esa ciudad se ha estado preparando para ser una de las paradas de las embarcaciones de turistas.

De hecho, luego de que el Norwegian Sun recalara en el puerto de esa ciudad en abril de 2016, han llegado 21 solicitudes de arribo de cruceros para la próxima temporada, que se inicia el 16 de octubre. Esto significará que la ciudad recibirá más de 30 mil turistas entre octubre y marzo de 2018, según informó El Líder de San Antonio.

Si bien San Antonio no tiene el encanto bohemio y la amplia variedad y calidad de servicios que atrae a los extranjeros hasta Valparaíso, cuenta con algunas atracciones que, sin duda, tendrán que se potenciadas.

Deficiencias y preparativos

“Nuestro mercado ofrece un cupo 500 plazas cama, o sea una capacidad para recibir a unas 500 personas en forma simultánea, con hoteles, residenciales, cabañas y hostales registrados en Sernatur con diferentes estándares de calidad”, describió Paula Reyes, encargada de Turismo de la Municipalidad al diario El Líder, quien recalcó que la oferta hotelera es aún débil.

Conscientes de esto, la comunidad se organizó en una mesa de trabajo en la que participa también el municipio y la Cámara de Comercio. Las agencias de turismo también se están preparando. Gema Véliz, técnico de proyectos turísticos de la agencia Global Viajes, aseguró que está alistando sus servicios para recibir al público de los cruceros.

“Yo en especial me estoy preparando para ofrecer un tour que sea prácticamente local, o sea concentrado en San Antonio complementado con las viñas de la zona. Además estamos invirtiendo más en la flota de transporte y capacitando al personal para que sea bilingüe”, comentó al medio.
/gap