Como bancada de senadores socialistas lamentamos que, una vez más, un sector de la sociedad quiera apropiarse de las FFAA que son de todos los chilenos. Reafirmamos, en momentos en que conmemoramos un aniversario más del golpe de Estado, que las FFAA deben sujetarse a las leyes vigentes, que establecen su carácter no deliberante y sujetas al poder civil legítimamente constituido. Nos parece fundamental que ex comandantes en jefe y altos mandos militares reflexionen sobre el bien común de la sociedad en su conjunto.  No hay palabras de autocrítica al pasado: eso es justamente lo que evita que los traumas del ayer puedan superarse colectivamente. Los pactos de silencio por cierto tampoco ayudan en la búsqueda que han realizado por décadas organizaciones y agrupaciones de familiares de víctimas de violaciones a los DDHH. Firman Isabel Allende, Alfonso  De Urresti, Rabindranat Quinteros, Carlos Montes y Juan Pablo Letelier, senadores PS. (La Tercera Pág.8)

Opinión: El boinazo de los ex comandantes en jefe: El primer disparo  en el siempre crispado septiembre vino por la mayoría de los ex comandantes en jefe de los cuerpos uniformados durante la democracia. Una carta que parece hecha para evitar el cierre del Penal de Punta Peuco encendió pasiones, pese a que su aparente objetivo era justamente lo contrario.  El tono recuerda a las amenazas de los nostálgicos del autoritarismo en los primeros años de la democracia, que marcaban su enojo en cualquier momento que la justicia tratara de esclarecer las violaciones a los DDHH ocurridas entre 1973 y 1990

Columna de Carlos Correa en La Tercera

/gap