Al cumplirse un nuevo aniversario de la Gesta Liberadora del 11 de Septiembre de 1973, en mi condición de Presidente de la Multigremial Nacional del Personal en Retiro de las FF.AA., Carabineros de Chile, Policía de Investigaciones de Chile y Montepiadas, vaya mi primer saludo  y abrazo fraterno para las esposas, hijos y nietos de quienes, en cumplimiento de su deber, entregaron su vida defendiendo su Patria de la amenaza guerrillera extremista dirigida desde el extranjero, que intentó imponer la Dictadura del Proletariado, en un país acostumbrado a vivir en paz y democracia.

Al mismo tiempo, enviamos un saludo cariñoso y lleno de esperanza a quienes, víctimas de ilegalidades y arbitrariedades cometidas por un Poder del Estado se encuentran cumpliendo injusta condena en cárceles gubernamentales, venganza que es ejecutada a sabiendas, por un grupo de ministros tan faltos de pudor y conciencia, que no logran internalizar las denuncias que permanentemente dan a conocer juristas y estudiosos del Derecho, quienes les señalan que están incumpliendo sus deberes y que en el Derecho Penal dicho incumplimiento se conoce como delito de Prevaricación.

Tampoco deseo dejar de saludar en esta oportunidad, a los familiares de personas que fallecieron porque, al tomar las armas para imponer sus ideas por la vía violenta – afectando y poniendo en peligro con dicha acción la vida de una mayoría ciudadana que sólo deseaba vivir en paz – se enfrentaron a un Ejército altamente profesional al que no podían vencer.

A esos  hijos, a esas familias, les decimos que comprendemos su dolor, no así su odio y resentimiento.

Sus padres fueron ilusos al emprender una tarea para la cual no estaban preparados. Fueron ilusos al creer que impunemente podían infiltrarse en buques de la Escuadra y asumir el mando de las naves, eliminando de paso a quienes se les opusieran. Fueron ilusos al creerles a aquellos dirigentes políticos que en Chillán, optaron por la lucha armada y el enfrentamiento violento entre hermanos. Fueron ilusos al seguir a los falsos profetas que les ofrecían el paraíso en la tierra, al módico costo de un millón de muertos. Fueron ilusos al creer en quienes los llevaron a formar cordones industriales. Y, fueron ilusos al creer en quienes “armas le darían al pueblo” y en cuanto apareció el peligro los abandonaron a su suerte.

 

Periodistas comprometidos, aún hoy, les hablan de dictadura como si dicha palabra por sí sola, fuera algo perverso. En la vieja Roma, existía la Institución del Dictador el cual emergía, cuando los bárbaros, a las puertas de la ciudad, amenazaban a ésta y ponían en peligro la vida de los romanos.

 

Nuestros bárbaros, los bárbaros ideologizados los teníamos en Chile y, desde hacía mucho tiempo, no sólo dentro de la ciudad, sino en muchos casos enquistados dentro de la propia familia. Entonces, no nos odien. Otros merecen su rabia y su enojo.

 

Al finalizar, quiero decir a la familia militar que ya somos muchos y cada nuevo día más fuertes, pues rutinariamente recibimos nuevas solicitudes de ingreso de personas naturales y jurídicas que, estamos ciertos, enriquecerán nuestro trabajo.

 

Tan importante o más que eso es fácil comprobar que no estamos solos en la lucha. Ex Comandantes en Jefe y Generales Directores están dando su propia batalla. Organizaciones de Coroneles y  Capitanes de Navío los respaldan con energía y entereza. Suboficiales Mayores del Ejército, entran también al combate, así como el Curso Militar 1979-1982.

 

Sin importar que aún se tenga que soportar nuevos ataques, una fuerte luz se divisa ya al final del obscuro túnel.

 

A nuestros prisioneros políticos les queremos reiterar: “Los militares chilenos no dejan soldados abandonados tras las filas enemigas”.

 

 

Con un fuerte abrazo y mucha fe desde Multigremial FACIR les decimos:

 

UNA SOLA VOZ:

Democrática – Representativa – Institucional – Despersonalizada.

 

La voz de militares y policías en retiro.

 

 

 

 

Alejo RIQUELME Solís

Suboficial Mayor

Presidente

Multigremial Nacional del Personal en Retiro de las FF.AA., Carabineros, PDI y Montepiadas.

/gap