Hace poco más de ocho años, el senador y candidato presidencial de la Nueva Mayoría, Alejandro Guillier, no ocultaba sus críticas al “desgaste” que presentaba la Concertación, y particularmente el primer gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, por el cual aseguraba no haber votado, ni tampoco por la administración anterior de Ricardo Lagos Escobar.

Y por el contrario, estaba dispuesto a respaldar al entonces candidato de la Alianza por Chile, Sebastián Piñera, si éste llegaba con propuestas que permitieran hacerse cargo de su propio diagnóstico.

“Entre la Concertación y la Alianza no hay diferencias sustantivas. Es un recambio de cúpulas, de grupos de intereses, de partidos políticos y sectores empresariales. No existe un debate que responda al Chile de hoy. Hay que definir el rol del Estado, hasta dónde debe haber colaboración con la empresa privada”, dijo Guillier en febrero de 2009 en una entrevista a la Revista Caras.

Y frente a la pregunta sobre si votaría por Piñera si encarnara esa visión, contestó: “¡Por supuesto! Pero hasta ahora ningún candidato me representa”.

Lo que sí tenía claro, es que no votaría por la Concertación, que sucumbió en las elecciones de ese año frente a Piñera con Eduardo Frei Ruiz-Tagle como candidato.

/gap