Una explosión en el Metro de Londres ha causado al menos 18 heridos que han sido trasladados a varios hospitales de la capital británica, ninguno en estado crítico, y la mayoría con quemaduras. El atentado se produjo poco después de las 8.15 horas local (9.15 en España), al paso del metro por la estación de Parsons Green de la Disctrict Line, al este de la ciudad.

“Por el momento sabemos que varias personas sufrieron heridas” en una explosión en un tren que estaba detenido en la estación de Parsons Green, dijo en un comunicado la policía, que lo considera un acto “terrorista”. La “premier” Theresa May ha convocado una reunión del gabinete de emergencia Cobra a raíz de la explosión.

“Tengo presente en mis pensamientos a los heridos de Parsons Green y a los servicios de emergencia que, una vez más, están respondiendo rápida y valientemente a este presunto suceso terrorista”, dijo May, mientras el alcalde de Londres, Sadiq Khan, aseguraba que la ciudad “nunca se dejará intimidar o derrotar por el terrorismo”. También el presidente de EEUU, Donald Trump, ha reaccionado, como es habitual en él, a través de Twitter para reclamar más “mano dura” contra los “perdedores terroristas”, “enfermos y dementes”.

/gap