Desde que era un niño, Rodrigo Montenegro Ríos (52) venía escuchando todas las Fiestas Patrias la clásica canción del Guatón Loyola, melodía que sin que se lo propusiera, el 2006 le terminó cambiando la vida.

Ese año el alcalde de Los Andes, Manuel Rivera, se acercó a él y le pidió que se transformara en ese popular personaje chileno para la Fiesta del Guatón Loyola, tomando en cuenta sus características físicas, similares a la del gozador gordito que da vida a la canción.

“Buscamos a alguien que lo graficara bien y pensamos rápidamente en Rodrigo”, contó el edil.

Rodrigo, andino de toda una vida, aceptó sin dudarlo el trabajo, que, según reconoce, lo ha hecho conocido en toda la zona.

“Pasaron los años y la gente ya no me dice el guatón Rodrigo, sino que el guatón Loyola”, confiesa.

Su fama aumentó a tal nivel que ahora hace bingos, asiste a actividades benéficas y, por supuesto, va a todos los eventos patrios.

“Llevo una semana sin sacarme el traje. Incluso, me hago un maquillaje especial para retratarlo lo mejor posible”, aseguró.

El Guatón Loyola se mantiene en forma

Rodrigo reveló que la dieta que realiza para mantener “en forma” a su personaje se basa en “la sobremesa que hago. Me gusta mucho el buen comer. En estas Fiestas Patrias aprovecho y como empanadas, anticuchos. Además, vengo de una familia donde somos gorditos por herencia”.

Montenegro contó que tiene guardado en un lugar muy especial la tenida que usa en estas fechas: “No soy mamón, pero está guardado en el clóset de mi madre, porque la manta y la chaqueta son de mi abuelito. Es una cosa de familia y lo que más me pidió mi mamá fue que lo cuidara. Así que lo uso con orgullo”.

/gap