Billetes nuevos, de $ 5 mil, $ 10 mil y $ 20 mil, con números de serie correlativos y pertenecientes a tres bancos. Esas son las características del botín que se apropió un grupo de delincuentes que protagonizó el asalto de mayor cuantía en la historia policial del país. Los asaltantes se hicieron con $ 15.800 millones que se encontraban custodiados al interior de la empresa de valores Esertval, en la comuna de Independencia.

El atraco ocurrió cerca de la medianoche del lunes, cuando uno de los guardias salió a comprar sin su arma de servicio. Al regresar, fue abordado por seis sujetos que cubrían sus rostros con pasamontañas. Utilizándolo de rehén ingresaron a la firma, donde redujeron a un segundo vigilante.

/gap