Se dio por cerrada la búsqueda de responsables del ataque a la Iglesia de la Gratitud Nacional, ocurrido en junio de 2016, en medio de una marcha estudiantil efectuada en Santiago, y que derivó en que un grupo de encapuchados sacara a la calle y destruyera la imagen de un Cristo.

El Cuarto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago determinó dos condenas para Bairon Arturo Pilquinao Lorca, de 19 años: 541 días de presidio remitido y una multa de 50 UTM (su valor actual es $46.693), por el daño a un monumento nacional, y 61 días de prisión remitida, más una multa de 6 UTM, por el ultraje a un objeto de culto.

/gap