El presidente iraní, Hasan Rohaní, desafió a Estados Unidos e Israel durante un imponente desfile militar en Teherán, en el que aseguró que su país reforzará sus programas armamentísticos, incluido el de los controvertidos misiles balísticos.

Ante la cúpula castrense de la República Islámica y del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución, Rohaní garantizó que, “quiera o no” EEUU, van a desarrollar “no solo los misiles sino también las fuerzas aéreas, terrestres y marítimas“.

Las Fuerzas Armadas iraníes exhibieron en el desfile de este viernes un nuevo misil balístico con un alcance de 2.000 kilómetros y capacidad de transportar múltiples ojivas.

El general de brigada Amir Ali Hayizadeh, comandante de la división aeroespacial de los Guardianes de la Revolución, explicó que el misil es “más táctico y estará operativo en un futuro próximo“.

(AFP)

(AFP)

(Reuters)

(Reuters)

(Reuters)

(Reuters)

No necesitamos permiso de nadie para defender nuestra patria“, advirtió el presidente en el acto, celebrado ante el mausoleo del imán Jomeiní para conmemorar el 37 aniversario del inicio de la guerra entre Irak e Irán (1980-1988).

De esta forma, respondió Rohaní a las palabras del presidente estadounidense, Donald Trump, quien ante la Asamblea General de la ONU esta semana apostilló: “No podemos permitir que un régimen asesino siga con sus actividades desestabilizadoras mientras construye peligrosos misiles“.

Con el objetivo de frenar a Teherán, Washington ha impuesto en los últimos meses varias tandas de sanciones contra entidades e individuos iraníes vinculados con el programa de misiles y con el apoyo a grupos chiíes como el libanés Hezbollah.

/gap