Fue una arremetida matinal sorpresiva. Porque el equipo de campaña de Alejandro Guillier decidió adelantar un par de horas la pauta con la que el senador comenzaba su jornada de sábado, y así, en vez de a las 11:30, como estaba originalmente fijado, llegó cerca de las 10 de la mañana al barrio Franklin.

En el lugar, donde estuvo conversando con locatarios, el candidato del pacto La Fuerza de la Mayoría se refirió al préstamo de $600 millones que el senador pidió a ejecutivos de BCI, según consignó ayer La Tercera.

“De tanto presionar, algún poquito de liquidez va a entrar porque necesitamos tener gente 24/7 dedicadas a la campaña. Sí, ya nos está yendo mejor. Estamos casi encima, pero algo va ayudar”, afirmó Guillier. Sin embargo, asumió que el capital que tiene actualmente es nulo, “pero están las ganas. Lo importante es que está la buena voluntad. La gente está trabajando igual. Hay cosas muy técnicas como la franja que no puede estar dependiendo de un crédito”.

El candidato, que iba flanqueado por la diputada Maya Fernández (PS), se refirió también a los resultados de la última encuesta Cadem en la que el senador se alzaría con 22%, cuatro puntos más que la semana anterior, superando a Beatriz Sánchez y quedando en segundo lugar después de Sebastián Piñera.

“He sido muy crítico de las encuestas. Las encuestas han sido objeto de manipulación para hacer política. No ha habido seriedad en el manejo de encuestas. Ha habido mucha manipulación respecto a encuestas distintas que miden distintas cosas y las presentan como que fuera lo mismo”, afirmó. Sobre el mismo tema se refirió al candidato de derecha, asegurando que “Piñera va a ir estancándose y nosotros subiendo. No solo yo. Los candidatos del llamado “mundo progresista” también”.

/gap