El pasado agosto, la Fiscalía de CHile recibió una solicitud desde Brasilia, la capital de Brasil, para que se le pudiera tomar una nueva declaración a Joao Santana, publicista que está condenado a 8 años de cárcel por sus vínculos con el caso Lava Jato. El mismo que, según la revista brasileña Veja, estaría dispuesto a denunciar un presunto vínculo entre la empresa constructora OAS y la campaña de la Presidenta Michelle Bachelet, a través de la delación compensada.

Cabe consignar que, en su primera declaración sobre Chile, dijo que no tenía información. Ahora, sin embargo, en la investigación que sustancia la fiscal jefa de Alta Complejidad Centro Norte, Ximena Chong, dice que puede colaborar en la entrega de antecedentes por el financiamiento de campañas políticas, a cambio de que el Ministerio Público chileno firme un documento para que no sea juzgado en nuestro país por estos hechos, una especie de “inmunidad”, publica El Mercurio.

La solicitud se enmarca dentro del acuerdo alcanzado en febrero pasado entre el procurador general de Brasil, Rodrigo Janot, y el fiscal nacional, Jorge Abbott, reunión en la que se decidió activar los mecanismos de cooperación en torno a la indagatoria sobre el caso Lava Jato y que en Santiago tiene como arista a la constructora brasileña OAS.

/gap