La Pampilla superó todos sus registros, con cerca del millón de visitantes que acudió este año a la ciudadela que cobija la fiesta más grande de Chile. En esta ocasión duró más de una semana y para el alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira (DC), “el balance es positivo, porque esta Pampilla, que ha sido histórica, siempre había tenido déficit. Espero que ahora, por primera vez, no sea así”.

Pereira agregó que “los balances finales se entregarán como en un mes y medio más y tenemos altas probabilidades de que no haya déficit. Yo felicito a todo el equipo que trabajó aquí, porque pusieron todo el esfuerzo para que resultara de esta forma; al comisario Juan Carlos Rojas, que se encargó de todos los detalles que se necesitaron”.

En los días previos a las Fiestas Patrias, un grupo de concejales había manifestado su molestia porque para este evento se había dispuesto de un presupuesto de $ 1.000 millones, considerado gasto excesivo.

Esta versión de la Pampilla, que concluyó este domingo en forma definitiva, se hizo cargo de diversos aspectos, tales como la situación de los adultos mayores y las personas con movilidad reducida. Además, según informaron desde el municipio, los asistentes al show no bajaron de los 100 mil.

Además, se utilizaron las redes sociales para transmitir en vivo el espectáculo.

Para Patricia Carvajal, dueña del food truck “Pecadores” de la Pampilla, este año se logró una positiva recaudación. “Estuvo muy bueno, mucha gente. Mucho consumo, lo que fue positivo, yo vendí por lo menos más de un 30% respecto del año pasado”, indicó la mujer.

/gap