El cobro de entrada y horarios hasta las 02:00 fueron la razón por la cual los fonderos señalaron que este año en la comuna de Viña del Mar tuvieron pérdidas o solo la recuperación de lo invertido para la instalación de sus puestos estas Fiestas Patrias, que fueron desarrolladas en el Sporting Club de la Ciudad Jardín.

“Consideren el municipio el poder cambiar las fondas a un lugar que sea municipal y no en un privado. El cobro fue excesivo y los horarios hasta las 02:00 de la mañana nos trajo millonarias pérdidas a todos nosotros, los 120 fonderos fuimos a perdida, y los que no, solo recuperar la inversión y no tuvieron ganancias” señaló Adolfo Muñóz, representante de los fonderos.

Por otro lado, la alcaldesa Virginia Reginato respondió que “yo creo que ellos siempre se quejan. Puede ser que tengan razón, no lo sé, pero de que las ramadas estuvieron llenas, lo estuvieron. Hoy en todas partes cobran, y nosotros ya no tenemos el espacio, antes lo hacíamos en el Sausalito, pero como ahora está remodelado no hay espacio”.

Finalmente los fonderos se reunieron con el senador Francisco Chahuán en busca de alguna forma de compensación.

/gap