Es la segunda vez en los últimos dos años que un enorme iceberg se desprende del glaciar Pine Island en la Antártida. El científico Stef Lhermitte, de la Universidad de Tecnología de Delft, en los Países Bajos, explicó ese desprendimiento demuestra que “el glaciar está cayendo a pedazos”.

El enorme bloque de hielo es cuatro veces del tamaño de la isla de Manhattan, ubicada en Nueva York.

Esta ruptura se produjo luego del desprendimiento del iceberg A68 de la plataforma de hielo Larsen C en julio pasado.

/gap