El estudiante Nicolás Zepeda relató las últimas horas que pasó con la japonesa Namuri Kurosaki, quien está desaparecida desde el 4 de diciembre.

El Poder Judicial publicó en su sitio web la declaración que entregó a fines del año pasado a la Policía de Investigaciones (PDI), hasta donde llegó en forma voluntaria a entregar su testimonio.Los jóvenes tuvieron una relación durante 19 meses, que terminó en octubre del año pasado.

El 4 de diciembre se juntaron en Francia, donde a ella se le perdió el rastro.”El término de mi relación estuvo ligado a un desgaste. Durante 2015 vivimos un romance a distancia porque volví a Chile a terminar mis estudios y en el intercambio de Narumi en Francia catapultó situaciones incómodas para los dos, que terminaron por agotar los recursos para mantenernos en pareja”, declaró.

El licenciado en Administración de Empresas de la Universidad de Chile contó que el 28 de noviembre viajó a Europa para conocer universidades europeas. “El día que aterricé en Madrid pude constatar que Narumi me había enviado un correo extraño, señalándome ‘OMG, you were terrible. I regret to having you (Oh Dios mío, fuiste terrible. Me arrepiento de haberte tenido)’ Contesté aseverando ‘I’m sorry you feel that way. But I hope you can realize that the hate don’t take anybody, anywere. Just love can build things (Siento que te sientas de ese modo. Pero espero que te puedas dar cuenta de que el odio no lleva a nadie a niguna parte. Solo el amor construye cosas)”.

Después de recibir este correo decidió ir a ver a la joven a Francia. “Nos vimos la tarde del 4 de diciembre. Fuimos a comer a un restaurant en Ornans y en esa lid, Narumi me propuso volver a su dormitorio para intimar… Terminado el acto, Narumi se mostró muy culpable y me contó que tenía una relación. Tuvo una crisis de pánico, pues vio que había sido infiel.., En la madrugada me pidió que me fuera para que habláramos al día siguiente.

Yo me retiré por la salida de emergencia que está frente a su cuarto. Al estar afuera, torpemente revisé mi celular y se resbaló a un arbusto. En mi intento por buscarlo terminé saliendo por ahí en vez de irme por las escaleras que dan a la calle. Esperé a que Narumi me contactara, cuestión que no sucedió más”.

/Soychile

/gap