El ex Presidente Sebastián Piñera respondió a la pregunta del editor jefe de La Tercera, Alejandro Trujillo, acerca de cuántos “complices pasivos” – frase con la que él se refirió en 2013 a los civiles que no previnieron las violaciones a los DD.HH.- seguían a su lado en esta campaña a La Moneda.

Piñera respondió que con esa frase se había referido a que la responsabilidad de las violaciones a los derechos humanos no recayó solo en los militares, sino también en instituciones como la Corte Suprema que no visitó los lugares de detención y tortura clandestina, o no acogiendo recursos de amparo, o de los medios de prensa que no investigaron más allá de la versión oficial o aquellos civiles que “no evitaron esos abusos”.

Sin embargo, respondió con un “no” al preguntarle si algunas de esas personas estaba a su lado y agregó que “el hecho de haber participado en el gobierno militar no significa ningún pecado. El hecho de haber tenido poder y de haber podido evitar violaciones constituye un reproche moral. Quise decir la verdad para que no se repita la historia y todos tengamos conciencia de que la defensa debe ser en todo lugar y en toda circunstancia”.

/gap