El director general del Festival de Viña del Mar, Alex Hernández, se refirió al humor en el certamen, donde no todos los artistas tienen éxito.”La palabra censura no está en nuestro léxico”, dijo y manifestó que lo que sucedió el año pasado con Ricardo Meruane “se debió a los nervios”.

“Al comediante no lo vamos a sacar del escenario antes de lo acordado. Cuando sucede algo así, no es responsabilidad de los animadores”, explicó.Hernández, quien participó en la primera conferencia de prensa junto a los animadores Carolina de Moras y Rafael Araneda y la alcaldesa Virginia Reginato, también habló de las novedades tecnológicas que tendrá el evento, como los 1.200 metros de pantalla LED del escenario y una pelota gigantesca de 7 metros de diámetro que transmitirá el pulso de las redes sociales.

Para la alcaldesa, “es importante acercar el festival a las personas”.Sobre el carácter solidario del certamen, en ayuda de los damnificados por los incendios, Hernández sostuvo que “el festival completo tendrá un tono solidario. La idea es que sea algo global”.

El ejecutivo adelantó que CHV sumará a los animadores a los ensayos de la competencia, ya que contrario a lo que la gente cree, este bloque marca sobre los 30 puntos de rating.“Queremos que la competencia sea un factor mediático, que tenga la misma cobertura que el prime”, dijo, por lo que solicitó a la prensa difundir las canciones, petición a la que se sumó la alcaldesa Reginato.

/Soyvalñparaiso

/gap