Stephen Paddock acumulaba más de una treintena de armas entre las encontradas en su habitación de hotel y las que guardaba en casa.

Los demócratas ya han pedido más medidas de control para la posesión, pero esa iniciativa se dartá de bruces con la negativa republicana.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, opinó que era “prematuro” iniciar esa discusión.

La noche del domingo durante un concierto de música country, un hombre comenzó a disparar desde el piso 32 del hotel Mandalay Bay en Las Vegas, Estados Unidos.

Catalogado como el ataque más mortífero del país, el hecho dejó hasta el momento a más de 50 personas muertas y 400 heridas.

El autor fue identificado como Stephen Paddock, un hombre de 64 años y residente de la ciudad, de acuerdo al último informe del sheriff Joseph Lombardo.

Según lo detallado a los periodistas, Paddock -quien se suicidó tras el ataque-  ingresó al hotel el 28 de septiembre y en su habitación se encontraron 10 rifles.

La policía dijo que el hombre habría actuado por su cuenta y que no pertenecería a algún grupo militante.

/gap