Comenzó como un seminario tranquilo, donde seis de los candidatos presidenciales -Alejandro Guillier, Sebastián Piñera, Beatriz Sánchez, José Antonio Kast, Carolina Goic y Marco Enríquez-Ominami-, plantearon sus ideas en materia de infancia. Sin embargo, el encuentro denominado “Del dicho al hecho: Estándares de calidad para residencias de protección de niños y adolescentes”, terminó con enfrentamientos entre cinco de los abanderados, dado que Guillier se retiró antes del lugar.

La disputa partió cuando la abanderada del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, dijo que todas las residencias de menores deberían ser administradas por el Estado, dejando fuera a las organizaciones privadas. “No decimos que lo hagan mal, pero queremos que el Estado recupere la tuición específica por la importancia que tiene”, sostuvo la candidata.

Esto, provocó la respuesta inmediata del candidato independiente ex UDI, José Antonio Kast. “Lo que le están diciendo a esos organismos es que cierren sus puertas ahora porque no tendrán financiamiento. Yo espero que recapacite, lo que acaba de decir es muy grave”, dijo. Acto seguido, Kast emplazó a Sánchez a que le respondiera sobre cuántos de esos centros ha visitado. “Ninguno”, se auto contestó el diputado,

No obstante, la discusión no quedó ahí, y Sánchez no conforme con lo planteado por Kast, le refutó: “Lo que usted dice tiene una irresponsabilidad enorme por otras cosas. Usted defiende que se le bajen los impuestos a las empresas, usted defiende que el Estado sea cada vez más pequeño…”.

En medio de la discusión, que fue subiendo de tono, el candidato independiente para continuar con sus argumentos intentó sacarle el micrófono que tenía en sus manos la abanderada de la DC, Carolina Goic, quien a los minutos después manifestó: “Yo quiero decir que esto es lo que no tenemos que hacer cuando estamos en foros. Y perdón que lo señale, porque entonces la noticia mañana es la pelea”. Asimismo, Goic insisitó en su idea de realizar un acuerdo nacional, entre todos los candidatos, por los niños.

“El candidato del 1%”

La discusión no solo quedó entre ellos, ya que luego se sumó ME-O, quien también discrepó de la propuesta de Sánchez, no obstante, aseguró que “atiendo su punto (…) Acá ustedes (Piñera-Kast) gobernaron, ni Beatriz, ni yo hemos gobernado”. En ese sentido, apuntó sus dardos al ex mandatario y expresó que “no me parece hablar de infancia sin hacernos cargos de nuestras responsabilidades en gestión, lo encuentro poco justo”.

Cuando llegó su turno Piñera partió diciendo: “Bueno, yo comparto lo que dijo Carolina, que la política espectáculo no solamente le hace daño a los políticos que se involucran en ella, sino a nuestro país”.

Junto con eso y reiterar sus quince propuestas en materia de infancia, el ex jefe de Estado ocupó unos minutos para responder directamente al líder del PRO. “Quiero decirle también a Marco que no tergiverse mis palabras. Yo dije claramente el que crecimiento era un medio para lograr fines”, manifestó.

Luego, Piñera agregó que “he perdido toda esperanza de tener un diálogo honesto y de buena intención con Marco. Porque yo sé, Marco escogió un camino, que es ser el niño terrible de la política chilena. Hasta ahora, yo te diría, ese camino lo ha llevado a ser el candidato del 1%. Yo no voy a seguir su camino Marco”.

Ante esto ME-O respondió: “No sabía que Sebastián quería ser sicólogo, cuando necesite terapia te voy a llamar”.

“Marco hubiese preferido no polemizar, así que lo dejo hasta acá”, remató Piñera, cerrando la disputa.

La respuesta de Piñera a Enríquez-Ominami fue poco habitual, dado que se sale de la estrategia que ha adoptado el ex jefe de Estado, de no “atacar a sus adversarios” y tener una postura más de estadista por encima del resto de los candidatos. Desde su equipo sostienen que el ex jefe de Estado respondió “de manera elegante” y que corresponde a un hecho puntual, dado que explican que es difícil no decir nada cuando alguien es interpelado directamente.