Dos bases de monitoreo y seguimiento de actividad sísmica instalará la Onemi en las localidades de Los Maitenes y Las Vizcachas, para robustecer el estudio de la Falla de San Ramón informó esa institución.

A las cuatro bases ya existentes en Santa Martina (al norte de Santiago), Cerro Calan (oriente de Santiago), Pirque (Sur de la ciudad) y San Alfonso (Cajón del Maipo), se sumarán las que se activarán Los Maitenes  (Cajón del Maipo) y las Vizcachas en Puente Alto.

Junto a estas nuevas bases, Onemi anuncia que habrá un sismógrafo en los terrenos del Centro nacional de Energía Nuclear, ubicado en la comuna de La Reina. Este dispositivo estará a 100 metros de profundidad, a fin de contar con datos precisos sobre la actividad de las capas tectónicas.

El Centro nacional de Energía Nuclear data de 1967 y en su construcción se extremaron las medidas antisísmicas.

Cada estación cuenta con sismógrafos de banda ancha y acelerómetros. El primero mide la velocidad del suelo y el segundo la aceleración de este. Están enterrados a dos o tres metros de profundidad , en lugares poco ruidosos y seguros.

/gap