La actividad sexual, presente desde el principio de los tiempos, ha estado muy penalizada en la sociedad a lo largo de la historia, llena de tabúes y secretismos que han hecho que hoy en día todavía cueste verlo como algo natural entre muchos sectores de la población. Pese a que todo el mundo tiene asumido que es un acto normal en la naturaleza del ser humano, las reglas sociales y las pautas establecidas impiden llegar a una normalización más acorde a los tiempos en los que vivimos.

 Por supuesto, ni que decir de los consoladores y los vibradores. Estos objetos, que han ido acompañando al ser humano durante el transcurso de los años, han variado en cuanto a características y materiales, pero no en cuanto a finalidad, que sigue siendo la misma que ha tenido siempre: dar placer. Este tipo de juguetes, cada vez más extendido debido a la gran diversificación que han experimentado en los últimos años, se encuentra cada vez más extendido entre todo tipo de sectores de la población.

 Y es que poco tienen que ver los objetos y productos utilizados hace unas décadas con los que podemos encontrar actualmente en el mercado, siendo estos últimos más placenteros y de una mayor calidad. Para todos los gustos y usos, la oferta de la que disponemos actualmente a la hora de adquirir un consolador u otro tipo de juguete sexual es enormemente amplia.

 Una respuesta a cada necesidad

 El mercado de los juguetes sexuales mueve mucho dinero actualmente, siendo una de las piezas claves de una industria que no para de crecer. No importa cuál sea nuestra orientación sexual o cuáles sean nuestras preferencias a la hora de realizar actos de este carácter, puesto que siempre encontraremos un producto que será capaz de otorgarnos ese placer que estamos buscando.

 La evolución de los consoladores a lo largo del tiempo ha permitido que ahora disfrutemos de uno cuyo tacto y propiedades imitan al humano, para que la experiencia con ellos sea lo más real posible. Asimismo, los vibradores también han experimentado un gran avance en los tiempos recientes, cambiando sus formas y métodos de funcionamiento con el objetivo de que se transmita el mayor número de sensaciones que se pueda alcanzar. Con ellos, como no podía ser de otra manera, también han mejorado los sex shop, tanto físicos como online, en los que ahora podemos encontrar una muy amplia oferta de productos y juguetes de este tipo.

 Una de las grandes ventajas de la que podemos disfrutar en nuestros días y que se ha ido potenciando con el paso de los años, es la posibilidad de encontrar productos para utilizar tanto en pareja como de forma individual, permitiéndonos alcanzar ese clímax que tanto deseamos sin importar la situación del momento. Nada ni nadie nos podrá impedir ahora que tengamos un momento de disfrute y placer gracias a la inmensa gama de opciones que podemos elegir.

 Los juguetes sexuales del futuro ya están aquí

 La llegada de la tecnología a todos los aspectos de nuestra vida se ha hecho especialmente palpable en el transcurso de los últimos tiempos, y en el apartado de los juguetes sexuales no iba a ser para menos.El mercado basado en la actividad sexual es demasiado atractivo como para que fabricantes de todos los sectores dejen pasar la oportunidad de embarcarse en él, razón por la cual la tecnología comienza a coger fuelle en un sector en el que quizá nunca nos imaginamos que iba a triunfar tanto.

 De forma particularmente llamativa tenemos a los nuevos dispositivos de realidad virtual o realidad aumentada, una suerte de cascos que nos colocamos y nos permiten una inmersión total en un mundo paralelo, creándonos la sensación de estar realmente aislados del mundo físico real. No cuesta imaginarse las grandes aplicaciones que podría tener esto en el apartado sexual, experimentado múltiples acciones y sensaciones con ayuda de estos dispositivos y utilizando otros juguetes sexuales de manera simultánea. Todo un deleite para los sentidos.

 Esto, conforme se desarrolle este tipo de tecnología y se vayan explorando nuevos campos de uso, irá a más. Por tanto, podemos ir preparándonos para una nueva era en cuando al entretenimiento y el disfrute sexual se refiere, esta vez de forma menos física. De momento y hasta que eso ocurra, tenemos a nuestro alcance un amplio surtido de alternativas para mantenernos sexualmente activos.

http://noticiasdelaciencia.com/

/gap