“Lo único que quieren (las isapres) es que la gente se enferme, porque ahí está el negocio: que compren medicamentos, que se hagan exámenes, que se intervenga, que se corten distintas partes del cuerpo, que se las intervengan, que se las estiren o se las saquen”, esas fueron las palabras del candidato presidencial del pacto Fuerza de Mayoría, Alejandro Guillier, emitidas durante un foro de la CUT y que fueron rechazadas por parte del presidente gremio, Rafael Caviedes.

A través de una carta al director enviada a El Mercurio, Caviedes sostuvo: “Considero muy graves los dichos del señor Guillier, pues reflejan un profundo desconocimiento, desinforma a la población y retroalimenta la crisis de confianza en nuestro país”. Agregando que todas las personas saben que estas instituciones son un sistema de seguros y, como tal, no pueden ni les conviene promover o inducir demanda de prestaciones.

“Son los propios médicos, en la intimidad de la consulta, quienes deciden sobre el paciente, y son las isapres las que financian dichas prestaciones. En esas instituciones prima la necesidad de cautelar el uso de las cotizaciones para proporcionar a los beneficiarios un acceso expedito al médico, para prevenir, detectar y sanar oportunamente las enfermedades y para evitar colas y listas de espera, de manera tal de entregar un servicio digno a los enfermos”, declaró.

/gap