Luego de que el ex director del Servicio Médico Legal (SML), Patricio Bustos, declarará por segunda el 4 de septiembre por el caso de la muerte de Lissette (11) en el Sename, la fiscalía está indagando cómo la ex ministra de Justicia, Javiera Blanco, habría obtenido un documento de carácter confidencial en el caso.

Según detalla La Tercera, el médico fue interrogado en calidad de imputado por el fiscal Marcelo Sambuceti y  consultado sobre una reunión que tuvo a mediados de abril de 2016 con la entonces ministra de Justicia, Javiera Blanco, quien asegura que fue Burgos que le sugirió que la causa de muerte de la menor podía deberse a un “origen medicamentoso”.

 Burgos negó nuevamente haberle entregado a Blanco información en relación la causa de muerte de Lissette y sostuvo que la entonces secretaria de Estado tenía una hoja que pertenecía específicamente a una ficha clínica de la menor fallecida, información que es de carácter confidencial entre médico y paciente.

“Durante la reunión ella me dijo que tiene el listado de los medicamentos que tenía la niña Lissette Villa prescritos por la psiquiatra infantil del Hospital San Borja Arriarán. Mientras hablamos acerca de la menor Lissette no había nadie del Sename. Creo que había personas del círculo de ella, como la jefa de gabinete y el subsecretario de Justicia”, declaró el ex director del SML.

 Luego de la declaración entregada por Bustos, el Ministerio Público busca esclarecer cómo la ex ministra habría obtenido un documento que es de carácter secreto.

Además se investiga la presunta obstrucción a la investigación por parte de la secretaria de Estado, debido a que si es que efectivamente contaba con antecedentes que podrían haber aportado a la investigación penal, éstos deberían haber sido entregados a la fiscalía.