Una joven de 19 años la pasó muy mal cuando se trasladaba en bus desde Iquique a Calama.

Según denunció, su compañero de asiento le hizo tocaciones, por lo que le avisó al auxiliar del vehículo quien llamó a Carabineros.

Según informó la policía, la joven empezó a sentir el acoso de su compañero de asiento, quien en cosa de minutos, junto con decirle cosas, la comenzó a tocar. En un descuido de su atacante, la mujer le pidió ayuda al auxiliar del bus, quien inmediatamente avisó a los uniformados.

El pasajero de 28 años fue detenido y puesto a disposición del Ministerio Público. La mujer también fue trasladado al servicio asistencial, donde el equipo médico constató el abuso del que había sido víctima.

/gap