La colombiana Lina García dijo que una vez que salga del hospital irá a buscar al taxista que la echó de su auto cuando estaba en trabajo de parto y la dejó abandonada en plena calle.

“Cuando salga de acá iré a reclamar a mi bebé al Servicio Médico Legal. Y lo velaremos en una sede de Renca. Después de eso, no descansaré hasta encontrar al taxista. Y hacerlo pagar por lo que hizo, aunque eso no me devolverá a mi bebito”, dijo al diario La Cuarta.La joven de 21 años contó que el viernes comenzó a sangrar y decidieron partir al hospital. “Me empecé a sentir mal y dije que mi bebito no estaba bien.

Salimos a la calle y cogimos un taxi, y lo único que rogábamos todos era que por favor me llevara al hospital. Pero él empezó a gritar ‘saquen eso de aquí, saquen eso de aquí’.

El hombre se dio la vuelta y se puso al frente de nosotros a limpiar el auto, que estaba con sangre”.

“Yo vi nacer a mi bebé. Lo tuve en ese taxi. Pero el señor insistía en que nos bajáramos. Cuando vi que nació, sentí tanto amor. Pero cuando mi pareja me dijo que ya no estaba respirando sentí un dolor tan grande. Un vacío que nunca podré sanar. Era mi bebito. Yo lo tuve ahí entre mis brazos cuando nació”, agregó.

García sostuvo que aún está en estado de shock. “No puedo creer cómo puede haber gente tan mala. Sin corazón. Estábamos a cinco minutos de haberle salvado la vida a mi pequeño. Es un dolor tan grande. Un tremendo vacío”.

/gap