A horas del partido que animaron Ecuador y Argentina en el estadio Olímpico Atahualpa, los efectivos policiales tomaron una medida poco habitual en los eventos deportivos internacionales. Como si se tratara de ventrílocuos improvisados, los efectivos encargados de la seguridad en las instalaciones improvisaron un show que llamó la atención de los medios.

Estamos aquí colaborando con el público que asistirá al encuentro“, dijo un uniformado con un tono de voz singular que intentó causar risas entre los presentes.

Las marionetas, también ilustradas con los uniformes, representaron un clima festivo en el último compromiso correspondiente a la fecha 18 de las elilminatorias sudamericanas rumbo al Mundial que organizará Rusia el próximo año.

/gap