Iquique está embalado. El cuadro de Jaime Vera consiguió su tercer triunfo consecutivo en el Torneo de Clausura y dormirá como líder del fútbol chileno, a la espera de lo que hagan Colo-Colo, Universidad de Concepción y Everton en el resto de la tercera fecha. El Dragón no tuvo rival en un Cobresal muy retrasado, que entregó el protagonismo y terminó masticando la derrota por 3 a 1.

La figura fue Álvaro Ramos, autor de los tres goles del elenco de la Primera región. El Chanchito abrió la cuenta al minuto 39, luego de una buena habilitación de Luis Gonzalo Bustamente, que coronó con un remate desde la izquierda del área visitante; y en la segunda fracción aprovechó una mala contención del arquero Sebastián Cuerdo para aumentar el marcador (54′).

Ahí llegó un descuento para poner dudas en el triunfo local. El juez Carlos Ulloa sancionó una discutida falta penal de Mauricio Zenteno, que Jaime Grondona cambió por gol (75′). Pero en la jugada siguiente, Diego Bielkiewicz ganó un balón en la salida rival y habilitó a Ramos, que sentenció el partido con su tercer tanto personal (78′). Además fue expulsado José Luis Cabión en la visita, por reclamos.

De esta manera, Iquique mantiene el estupendo rendimiento del último campeonato y cifra grandes expectativas para su participación en la próxima Copa Libertadores, en la que verá su debut el próximo 7 de marzo contra Guaraní.

Por su parte, los mineros cruzan dedos para no ser superados en la tabla acumulada que designa al equipo que descenderá al final del torneo, en el que superan por una sola unidad a los colistas, Santiago Wanderers y Audax Italiano.

/redgol

/gap