Carabineros afirmó que Joane Florvil, la haitiana acusada de abandonar a su hija de dos meses y que murió un mes después de haber sido detenida, sí entendía español.

El director nacional de Orden y Seguridad de Carabineros, Víctor Herrera, dijo ante la Comisión de Gobierno Interior de la Cámara de Diputados que la joven de 28 años “tenía dificultades en expresarse en forma fluida en español, pero sí entendía”, frente a la ausencia de un intérprete.

El uniformado agregó que al momento de la detención en su casa habría estado presente otro haitiano, al que pidieron explicar el procedimiento en créole, consignó El Mercurio.

El diputado Ramón Farías manifestó que “no había un intérprete, ella no manejaba bien el idioma”.

En tanto, el abogado del Ministerio del Interior, Alexandro Álvarez, dijo que el futuro de la bebé está en manos de los tribunales de familia y que solicitaron a Extranjería acelerar la regularización migratoria del padre.

/gap