El descalabro de Chile en las Eliminatorias, que se selló con la marginación de Rusia 2018, permitirá de igual manera un millonario rédito económico para el plantel de la Roja.

Los dirigidos de Juan Antonio Pizzi sumarán un premio de consuelo cercano a los US$10 millones, gracias al convenio firmado en 2015, en pleno ejercicio de la era Sergio Jadue.

Las tratativas (ver fotos del documento al que tuvo acceso AS Chile) determinaron que cada jugador nominado se embolsaría US$13.200 solo por asistir a una nominación, independiente del resultado, anexo que se determinó como “bono extraordinario por partido, exclusivo para los jugadores”.

Gracias a ello acumularon, en total, cerca de 5,5 millones de dólares, en su conjunto. A ello se suman los más de 4 millones de la misma divisa por premios obtenidos por triunfos o empates, de acuerdo al pacto firmado.

SIN LOS US$7 MILLONES

Lo que no podrá recibir el plantel, son los US$7 millones como bono por clasificar al mundial, como consta en el punto 2 del apartado del contrato que tiene relación con los premios.

Ampliar

Ampliar

 /gap