El gobierno lanzó la postulación de la ex alcaldesa de Santiago a un cargo de alto nivel en el sistema de las Naciones Unidas, el cual, según trascendió, sería el de directora ejecutiva de ONU Habitat, el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, con sede en Nairobi, Kenia.

La ex diputado, no obstante, no es la única figuera concertacionista que busca un cargo en el sistema internacional: también aparece la ministra de Vivienda, Paulina Saball, el jefe del Departamento OMC de la Direcon, Álvaro Espinoza, el embajador en Cuba, Ricardo Herrera y Carlos Furche.

Asimismo, según publicó El Mercurio, estas candidaturas no han caído del todo bien en la oposición, dado el caso de que el ex Presidente Sebastián Piñera vuelva a La Moneda.

¿La razón? Los votos para este tipo de cargos se consiguen a través de negociaciones en las que se compromete un voto recíproco para futuras postulaciones de los países que apoyen al candidato chileno, lo cual preocuparía a Piñera por la posibilidad de asumir un gobierno con decenas de compromisos para elecciones internacionales amarrados por la administración Bachelet.

/gap