La compañía de energía surcoreana Andes Green Energy está planeando un proyecto solar de US$4.500 millones en el norte de Chile que combinará paneles fotovoltaicos convencionales y tecnología térmica que generará electricidad por la noche.

El proyecto Bundang-Gu Calama en la región de Antofagasta está en la fase final de aprobación ambiental y la compañía planea comenzar la construcción en enero, según Cristian Lincoqueo, responsable de sostenibilidad de la unidad chilena de Andes Green Energy. Se espera que el proyecto esté plenamente operativo en 2022.

Las fuentes renovables generaron el 12 por ciento de la energía de Chile el año pasado, de acuerdo con Bloomberg New Energy Finance. El gobierno estableció una meta de aumentar esa generación al 20 por ciento, excluyendo la energía hidroeléctrica, para 2025, e indicó en mayo que está a punto alcanzar ese objetivo hasta cinco años antes.

“Es un proyecto ambicioso”, dijo Lincoqueo durante una entrevista telefónica. “Su mayor ventaja es que generará energía solar por la noche, cuando ya no haya más rayos de sol, y cuando la demanda de electricidad en Chile alcanza su punto máximo”.

El proyecto Bundang-Gu Calama tendrá un total de 1,000 megavatios de capacidad, con 700 megavatios provenientes de paneles estándar. Los otros 300 megavatios serán de tecnología térmica solar, que utiliza el calor del sol para producir electricidad e incluye un sistema de almacenamiento para retener el calor y generar electricidad después de la puesta del sol.

Andes Green Energy quiere vender la energía producida en Bundang-Gu a través de contratos bilaterales a compañías mineras de la región. Recibirá paneles e inversiones de Corea del Sur y está organizando financiamiento con bancos coreanos.

La compañía también está planeando un segundo proyecto, Bundang-Gu Pozo Almonte. Utilizará la misma tecnología y tendrá un tamaño comparable, y está previsto para la región de Tarapacá.

Andes Green Energy también está buscando oportunidades en otras partes de América del Sur, incluyendo a Perú y Panamá, según el Director Ejecutivo, Carlos Sánchez Vergara.