Dos grandes piedras de tanzanita han cambiado la vida de un minero de Manyara, en el norte de Tanzania. Saniniu Laizer, de 52 años, encontró la semana pasada dos rocas en bruto de este mineral de 9,2 kg y 5,8 kilos por las que el ministerio de Finanzas y el Banco de Tanzania acaban de pagar 3,4 millones de dólares americanos (unos 3 millones de euros), según el periódico local The Citizen. Se trata del mayor hallazgo de este mineral en el país; la roca de tanzanita más grande extraída en Tanzania hasta el momento pesó 3,3 kg.

Laizer, que tiene más de 30 hijos y cuatro esposas, dijo que sacrificaría una de sus 2.000 vacas para celebrar la venta de las dos piedras materializada el miércoles. El minero dice que parte del dinero recibido será invertido en el distrito de Simanjiro, en Manyara. Quiere construir una escuela cerca de su casa para que puedan acudir los niños más pobres de la zona y un centro comercial. Laizer, que no tiene formación, espera que sus hijos puedan gestionar el patrimonio «de una manera profesional». A pesar de haberse convertido en millonario de la noche a la mañana, Laizer asegura que seguirá cuidando de su ganado y que su día a día no cambiará.

«Tanzania es rica»

El presidente tanzano, John Magufuli, felicitó personalmente al minero por su reciente hallazgo. «Este es el beneficio de los mineros a pequeña escala y esto evidencia que Tanzania es rica», subrayó. Algunos mineros a escala pequeña como Laizer adquieren licencias gubernamentales para poder extraer este tipo de minerales. «El sueño de nuestro presidente de convertir el sector de la minería en beneficioso para los tanzanos ha sido conseguido», alegó el secretario principal de Minerales tanzano, Doto Biteko.

Magufuli, en el poder desde 2015, prometió salvaguardar el interés del país en la minería, aumentar sus ingresos en este sector y llegó a ordenar, en 2017, al Ejército construir un muro de 24 kilómetros alrededor del enclave minero de Merelani, en Manyara, considerado la única fuente del mundo de tanzanita. Según el gobierno, la construcción de dicho muro se ha traducido en un aumento significativo en las ganancias del sector minero al protegerlo de la extracción ilegal.

La tanzanita, un mineral descubierto en 1960, es una de las piedras preciosas más raras del mundo por la variedad de sus tonos y, según los expertos, su suministro puede agotarse en los próximos 20 años. La claridad y la belleza del color determinan su valor.

/gap