Chile junto a otros once países de América pidieron hoy una “auditoría independiente” del proceso electoral de gobernadores que se celebró el domingo pasado en Venezuela, debido a “los diversos obstáculos, actos de intimidación, manipulación e irregularidades”.

Esto con el fin de aclarar “la controversia generada sobre los resultados”, donde el chavismo obtuvo 17 de las 23 gobernaciones del país, según el balance oficial ofrecido por el Consejo Nacional Electoral. Mientras que la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática, que consiguió cinco triunfos, no reconoce los resultados.

A través de un comunicado, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú consideran “urgente” que se lleve a cabo este proceso, con el acompañamiento de “observadores internacionales especializados y reconocidos”.

/gap