El aparato de propaganda del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) acaba de lanzar una primera amenaza contra el Mundial de Fútbol que Rusia organizará en 2018, instando a los yihadistas a lanzar ataques durante el popular evento deportivo.

Una imagen distribuida en redes muestra a un terrorista armado con un AK-47 junto a una bomba que lleva la bandera del ISIS, escoltando el logo oficial del Mundial. Al frente puede leerse en ruso y en árabe “esperen por nosotros”.

Este póster se suma a otro publicado la semana pasada en la que pueden verse fotos de los presidentes de los Estados Unidos y Rusia, Donald Trump y Vladimir Putin, agujereadas por las balas y un llamado a atentar contra los dos principales enemigos del ISIS que tienen un rol activo en la guerra contra el grupo en Siria e Irak.La amenaza divulgada en canales de Telegram. “Esperen por nosotros”, dicen ruso (MEMRI)
/gap