Como una “tormenta de fuego muy difícil de controlar” y que “ningún país está preparado para enfrentar estos incendios, por las características del fuego y por la simultaneidad de los focos, así como por su agresividad”, calificó Marc Castellnou, especialista en análisis de incendios forestales de la Unión Europea, quien junto al Ministro (s) de Agricultura, Claudio Ternicier, y el director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, dieron a conocer un balance de los megaincendios  que afectaron a tres regiones de nuestro país.

Marc Castellnou, uno de los 14 especialistas del equipo perteneciente al Sistema de Protección Civil de la Unión Europea y experto en análisis de comportamiento de incendios forestales, señaló que esta tragedia se produjo por tres factores: Records de temperaturas, stress hídrico de la vegetación y bloqueo anticiclónico. La acumulación de combustible provocado por ocho años de sequía es otro de los factores coadyuvantes en la generación del fenómeno.

 

La altísima simultaneidad de incendios con numerosas hectáreas ardiendo la explicó Castellnou, a través de estudios de meteorología mediante los cuales llegó a la conclusión que aquí se asistió a una verdadera “tormenta de fuego”. Pone como ejemplo el incendio de Las Máquinas, en la Región del Maule, donde en 14 horas se quemaron 115 mil hectáreas.  Ahí, dice el experto, el fuego avanzó con una velocidad de 6 kilómetros por horas con una intensidad de 60 mil kilovatios, algo que no se había visto hasta el momento a nivel mundial.

 

Este incendio, dijo, modificó la atmósfera, hecho que demostró mediante imágenes satelitales en las cuales se puede observar cómo la columna de humo provocada por los incendios cubre gran parte del océano pacífico y se retroalimenta de corrientes frías para continuar avanzando. Un ejemplo de lo expresado, está en el análisis de temperaturas registrados en la Isla Robinson Crusoe, donde la noche del 25 al 26 de enero la temperatura subió sobre sus rangos normales y la humedad bajó notablemente, como efecto de estos megaincendios a una distancia de sobre los 800 kilómetros.

 

Castellnou destacó el profesionalismo de los equipos de CONAF y la coordinación demostrada en el combate del megaincendio, resaltando que los brigadistas fueron el eje del control de estos siniestros, con el apoyo de muchas otras fuerzas, como bomberos, donde el tema aéreo fue un buen complemento. Además, resaltó que Chile, a través de CONAF, cuenta con uno de los mejores sistemas de predicción y comportamiento de incendios forestales, que le permite contar con una buena planificación.

 

En tanto, el Ministro (s) de Agricultura, Claudio Ternicier destacó la velocidad con que actuaron todos los estamentos involucrados desde el primero día de los incendios. “Todos los documentos demuestran que la actuación frente a este incendio se hizo inmediatamente en base a los protocolos que se encuentran para esto en la combinación de la acción del Ministerio del Interior, la Oficina Nacional de Emergencia y la CONAF en el caso nuestro”, dijo Ternicier.

La autoridad del agro dijo que el incendio tuvo características que muy rara vez se habían visto. “Las dimensiones de este incendio, su intensidad y su velocidad obligó a ir acomodando los medios para poder combatir un megaincendio de esta naturaleza. Pero yo quiero dejar muy claro que la reacción y la actuación fue inmediata y, si bien hay cosas en las que se pueden trabajar, no podemos dejar de mencionar que este fue un evento extraordinario y de una magnitud no esperada”, señaló.

A su vez el director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, precisó que el costo operacional del combate de estos megaincendios, entre el 18 de enero y 5 de febrero, fue de 17.404 millones de pesos, y que se vieron afectadas 467.536 hectáreas.

 

“También es importante destacar que durante los megaincendios, en la primera quincena de enero, contamos con 205 brigadas desplegadas, 141 de CONAF, 57 del sistema de protección civil de la Onemi y que son fundamentalmente las brigadas forestales del Ejército y algunas de la Armada, y las 7 brigadas internacionales. En aeronaves, llegamos a un total de 64, entre las de CONAF, sistema de protección civil de Onemi, cooperación internacional, donación internacional y donación nacional”, explicó Cavieres.

 

Además, sobre la base de los estudios que hizo la propia CONAF y los expertos de la Unión Europea, entregó otros antecedentes del incendio forestal de Las Máquinas, que afectó un total de sobre 183 mil hectáreas, indicando que “ese incendio, en 14 horas, creció en más de 100 mil hectáreas, por todas las condiciones climáticas que se han explicado, es decir, 1,6 veces la superficie de Santiago. Ahí el trabajo se concentró en salvar poblados y hubo éxito en salvar algunos, como el de Empredado y Huerta del Maule, entre otros”.

/gap