• Existe una normativa, bastante ambiciosa, que habla sobre salvar hasta 750 vidas en nuestro país si se aplicara la norma europea de seguridad, según el Banco Iberoamericano de Desarrollo (BID) y Global NCAP. Se trata del estudio “El Potencial de Seguridad de los vehículos para la prevención de muertes y heridos en Latinoamérica”.

     

    “La normativa chilena debe ser equiparada con la europea o estadounidense, de lo que no cabe duda es que el parque de autos chilenos se ha renovado enormemente”, señala el director del Club Europeo de Automovilistas (CEA) de Chile, Rafael Fernández-Chillón. A su parecer, Chile tiene “un problema de siniestralidad importante con más de 1.600 fallecidos en accidentes y una tendencia creciente”, sumado a ello el exceso de velocidad “y no hay prácticamente fiscalización de ese problema. Es el elemento en el que deberían centrarse las administraciones chilenas”, afirmó.

     

    Según el gerente general de CEA, Javier Leónlas cifras oficiales de muertes en Chile se pueden incorporar al listado hasta 24 horas después del accidente, pero a nivel internacional se determinan hasta los 30 días posteriores, “por lo que estaríamos hablando de unos 2.100 fallecidos por año en Chile a causa de los accidentes”.

     

    Chile es un país con un parque automotriz joven por ello es trascendental informar a los conductores tanto en el respeto por las leyes de tránsito hasta en la contratación de seguros automotrices que puedan sumar a la responsabilidad de tener y manejar un automóvil.

     

    ¿En qué fijarse al comprar un automóvil?

    Sin lugar a dudas, al momento de adquirir tu auto debes tener en cuenta que más que un modelo cómodo debes conocer marca, que elementos de seguridad tiene, realizar un chequeo completo para no tener problemas, ya que a la hora de adquirir vehículos, hay automóviles de origen asiático menos seguros que los fabricados en otros países y necesitan una completa revisión para asegurar que tu experiencia a la hora de tomar el volante sea responsable contigo y con el resto.

     

    Francisco Fresard, ingeniero investigador de la División de Ingeniería de Transporte y Logística de la Universidad Católica asegura que: “Hay vehículos muy baratos que no son seguros en la protección de sus ocupantes, a pesar de disponer de elementos de seguridad pasiva. Las familias más pobres creen que adquirieron un buen vehículo, sin embargo, es muy doloroso cuando constatan la realidad”, aseguró. Además agrega que: Chile se suscribió al compromiso ONU de bajar a la mitad las muertes en accidentes viales para el 2020, sin embargo, transcurrido más de la mitad del periodo, no sólo no han bajado, sino que la cifra de fallecidos aumenta cada nuevo año. El principal problema es que no hay una política nacional, con metas y plazos“.

     

    También, a la hora de adquirir un vehículo, soliciten información precisa sobre las ventajas y las limitaciones de los dispositivos de seguridad activa y pasiva (ESP, distribución electrónica de la frenada, activación automática de las luces de emergencia, cinturones de seguridad, pretensores, ISOFIX y airbags, entre otros). De igual manera pedir ayuda o buscar sobre la información de los vehículos ya que muchas veces se hace incomprensible para los compradores, debido la complejidad de sus definiciones poco claras y extensas.

     

    A pesar de que para ser un buen conductor se deben respetar las leyes de tránsito, estamos bastante lejos de ser personas responsables. Basta solamente andar unos kilómetros en automóvil dentro de la ciudad para darnos cuenta que el respeto por el otro y la paciencia son características que no pertenecen a nuestro diario vivir.

     

    Por ello te invitamos a conocer sobre la seguridad vial y dentro de la gama de seguros de auto, cotizar por ejemplo, en páginas expertas de seguros online como EstoySeguro.cl las diferentes ofertas que podrás encontrar dentro del mercado; ya que a pesar de las auspiciosas cifras que mencionamos con anterioridad en términos de minimizar los accidentes, estamos bastante lejos de poder lograrlo, así que cada vez que salimos de nuestros hogares con diferentes rumbos, no sabemos si alguien que no está informado o conduce irresponsablemente no nos permitirá llegar a nuestro destino.

    Lamentablemente es así y las cifras no mienten, sumado a ello que cada año va aumentando la adquisición de automóviles que llenan nuestras ciudades y que definitivamente no llaman a generar mayor tranquilidad en el ámbito del transporte.

    Por Javiera Hernández Bollo, redactora de contenidos agencia SEO, ROI

  • /gap