El ambiente ad portas de lo que serán las elecciones parlamentarias del próximo 19 de noviembre, cada vez se está poniendo más pedregoso para ciertos candidatos que, hasta ahora, pensaban en su fuero interno que les sería fácil ganar. Y, lo que está claro es que, hasta el momento, son varios los que estarían a punto de morir en esta batalla y, paradojalmente, resulta que son los mismos que no creyeron en el candidato presidencial Ricardo Lagos, y que le dieron vuelta la espalda, optando en cambio por brindarle su apoyo al senador Alejandro Guillier, en la aspiración de llegar a La Moneda. ¿Justicia divina, acaso?, ¡cómo pecas, pagas!, dirán otros para ejemplificar lo que está pasando con algunos candidatos a senadores del Partido Socialista y que se podrían ir a pique.

Se trata de tres casos puntuales: la senadora Isabel Allende, quien va a la reelección ya no por Atacama, sino que se cambió de zona y quiere instalarse en  la V Región; Álvaro Elizalde, actual presidente del Partido Socialista (PS), que compite por un cupo en el Senado por la Región del Maule y también el ex secretario de la OEA, José Miguel Insulza (quiso ser presidenciable, pasando a llevar con su decisión a Ricardo Lagos), que es candidato a la Cámara Alta por Arica.

Estas tres “cartas” socialistas no estarían en condiciones de garantizar una victoria en próximas las elecciones, sino todo lo contrario, lo más probable es que pierdan. De acuerdo a fuentes del PS entrevistadas por EL MURO, “a los tres les juega en contra no ser cercanos a las bases del partido, no están en contacto permanente con los militantes de regiones. Se mueven dentro de la cúpula del partido y de ahí no salen. Ahora, uno los ve en terreno, pero ésa no es una constante que los caracterice y, eso, los militantes de base lo tienen claro y no les convence esa falsa preocupación por la gente de regiones, cuando están en período de campaña, y el resto del año, sólo les importa lo que pasa en Santiago”.

Al interior del PS, están conscientes de que las cosas para Isabel Allende, Álvaro Elizalde y José Miguel Insulza se están complicando a un mes de las elecciones y se decidió reforzar, económicamente, sus respectivas candidaturas. En el caso de Isabel Allende se le entregó en total $100 millones, a Elizalde la suma de $70 millones y, en el caso de José Miguel Insulza, $35 millones.

Andrés Santander, secretario general del PS aseguró en la prensa, respecto del refuerzo de recursos, lo siguiente: “Asignamos las donaciones a todos los candidatos, senadores, diputados y consejeros regionales, por los criterios de número de electores y electividad. Ambos criterios se cruzaron en unas tablas que hicimos y se estableció una suma para cada uno de los candidatos y candidatas… Ellos (refiriéndose a Elizalde, Allende, Insulza y Escalona), son los cuatro candidatos nuestros que van priorizados para pelear las senadurías en sus distintas circunscripciones”.

Hay que señalar que cuando se habla de las platas destinadas, de acuerdo a la cantidad de electores, en la Región de Valparaíso supera el millón 500 mil votantes, en el Maule la cifra aproximada sería de 800 mil, en Aysén de 95 mil y Arica de 185 mil.

Y aunque se hayan destinado más recursos para los candidatos, ni Isabel Allende, José Miguel Insulza y Álvaro Elizalde han logrado encender los motores de sus campañas, a lo que se suma otro antecedente que, quizás, también ha influido, como es la figura de Ricardo Lagos.

El  ex candidato presidencial, despreciado por esos candidatos, no se ha tomado ninguna fotografía con ellos, en señal de respaldo a sus aspiraciones parlamentarias, pero sí se ha sacado fotos con los candidatos de la Nueva Mayoría que compiten contra Elizalde, Allende e Insulza: el senador por El Maule, Jorge Tarud (PPD), con su hijo, Ricardo Lagos Weber(PPD) -quien re-postula por Valparaíso-  y con el contrincante de Insulza en Arica, Salvador Urrutia (PPD).

¡Como el Ave Fénix!

Mientras en la vereda por la que transitan Allende, Elizalde e Insulza, más bien llena de piedras, en la vereda del frente, sin grandes problemas en el camino y esbozando una sonrisa está el también socialista Camilo Escalona, quien compite por un cupo en la Cámara Alta por la Región de Aysén. El ex presidente del PS, cual ave fénix está renaciendo en la actividad política. Y, justo Escalona, a diferencia de Allende, Insulza y Elizalde, siempre apoyó a Ricardo Lagos en su intención de ser, por segunda vez, Presidente de Chile, siendo leal al ex Mandatario, no así los otros tres militantes del PS.

Así las cosas, al parecer, en el Partido Socialista los ajustes de cuentas por no apoyar un candidato presidencial del partido, como Ricardo Lagos, se darán, nada menos, que en las próximas senatoriales.

Daisy Castillo Triviños/El Muro   

/gap