Desde muy temprano se trabaja para evitar el posible derrame de petróleo desde el barco de transporte de peces vivos, Seikongen de la empresa CPT de Puerto Montt, embarcación que se hundió ayer en el canal Yal, frente a la playa del sector Pilpilehue en la comuna de Chonchi.

Héctor Aravena, gobernador marítimo de Chiloé, indicó que se aumentaron las medidas de protección para evitar que se produzca el derrame del petróleo, labor a la que se sumaron más efectivos navales y de una empresa privada.

“Estamos trabajando desde muy temprano en la instalación de otras barreras que trajo la empresa (propietaria del barco) que ya están conectadas al sistema que nosotros ya teníamos dispuesto ayer, por lo tanto tenemos la nave totalmente cercada para el control de la contaminación”.

Equipos

El jefe naval dijo que se trabajará con equipos submarinos para revisar la nave de más de 2 mil toneladas. “Se está trabajando con un equipo de buceo propio a fin de hacer las primeras inspecciones submarinas que son parte de la investigación sumaria que se inició ayer”.

Aravena añadió además que CPT que la empresa dueña del Seikongen esta trabajando en la planificación del proceso de reflotamiento de la nave y se refirió a las manchas que se oberva en el agua desde el momento del siniestro del navío que no obedecen a fuga de petróleo.

“Lo que se ve son restos de mezclas oleosas que tienen las naves en la sentina o en tarros que estában en cubierta. De acuerdo a la información inicial los tanques de combustibles están sellados con sistemas automáticos de cierre”, expresó.

/gap