Carlos Ocariz, candidato a gobernador, explicó paso por paso cómo  el chavismo le robó la elección el domingo 15 de octubre. Ocariz, en conferencia de prensa, brindó cifras claras que considera pruebas del fraude en las elecciones regionales en Miranda.

Según detalló, por la sustitución de centro de votación, perdió 88.854 votos. Por no sustitución (es decir, que esos votantes registrados no tenían dónde votar), 7.240. Por violencia y amenazas en las filas para votar, 27.678 votos. Por inconsistencias estadísticas, 15.441. Por transmisión irregular, 67.089. Y por fallas en las máquinas, 11.160 votos.

Si se suman todos esos votos, suman 217.462 sufragios, un 10,4% del total del padrón electoral. Y ese 10,4% cuadruplica la diferencia entre él y el candidato de Maduro, Héctor Rodríguez.

Ocariz, además, detalló que casi el 30% de las actas de la elección en Miranda no llevan sello, firmas o presencia de los testigos de la oposición.

“No podemos quedarnos con los brazos cruzados, es imposible reconocer esa elección”; afirmó.

El opositor denunció que el chavismo “quería arrebatarle Miranda  a los mirandinos”. Es que el estado es uno de los feudos opositores. Allí, el gobernador saliente es Henrique Capriles, el dos veces candidato a presidente.

Los oficialistas tienen una obsesión enfermiza, no olvidemos aquella declaración de uno de sus candidatos que dijo que cambiarían 20 gobernaciones por la de Miranda“, aseguraba Capriles antes de los comicios.

/gap