Los primeros datos oficiales de la Dirección Nacional Electoral daban en la provincia de Buenos Aires un resultado a favor de Cambiemos, por sobre Unidad Ciudadana, de Cristina Kirchner, por una diferencia de 4 puntos, mientras que 1País, de Sergio Massa, cosechaba algo más de 11% y el Frente Justicialista un 5%.

En tanto, en la ciudad de Buenos Aires, la candidata Elisa Carrió obtenía casi 51 por ciento, mientras que Unidad Porteña, del kirchnerismo, lograba 22%, y Evolución, de Martín Lousteau, 12%. En Santa Fe, Cambiemos obtenía cerca del 38 por ciento, mientras que el Frente Justicialista, que llevaba de candidato al kirchnerista Agustín Rossi, quedaba segundo, lejos, con cerca del 25%.

En Córdoba, Cambiemos estaba en 48 por ciento, mientras que Unión por Córdoba, que lidera el gobernador Juan Schiaretti, quedaba lejos, con el 30%, resultado que igualmente era el más alto obtenido en elecciones legislativas por el oficialismo local. En Mendoza, en tanto, el candidato oficialista superaba el 45 por ciento, mientras el peronismo estaba en torno al 25 por ciento. En Entre Ríos, Cambiemos tenía 53%.

En Santa Cruz, Cambiemos superaba el 43 por ciento y se imponía por más de 10 puntos al Frente para la Victoria de la gobernadora Alicia Kirchner. En Chaco, también avanzaba la coalición alineada con el presidente Mauricio Macri, por una diferencia de más de seis puntos.

Entre los peronistas, los principales distritos que evitaban la “ola amarilla” eran Tucumán, que superaba el 46%; Formosa, de Gildo Insfrán, que superaba el 61%; Catamarca, con el 47 por ciento, y San Juan, donde los hermanos Uñac, tanto Sergio, gobernador, como Rubén (que iba de candidato) superaban el 53 por ciento.

/gap