Hechos graves han sucedido a partir del Mega incendio que afectan la honra y la calidad profesional de personas técnica y profesionalmente calificados para enfrentar tal situación. Desglosaré nuestro análisis en tres partes, que serán esenciales para comprender la necesidad que tenemos de reflexionar sobre el comportamiento que como sociedad, en forma sistémica , estamos mostrando ante situaciones de emergencias.

Todo esto evidenciado principalmente en la labor de la prensa en tanto y en cuanto, a cobertura, análisis, manejo de la información, y mensajes “subliminales”, por un lado, y el “poder” ejercido por la influencia de las redes sociales, que en su gran mayoría, son “enmascarados”, que cual francotiradores, están a la espera de la víctima propiciatoria para descargar, frustraciones, complejos, odios, e innúmeras realidades personales, sociales y políticas, sin importar a quién o quienes afectarán en su honra, salud mental y familiar.

Esta claro que entre el grito, ¡Mátalo!, expresado por las hordas sedientas de sangre en la antigüedad excitadas por  la lucha y lo que hacemos con el poder de la tecnología actual, escondidos en la masa, no hay gran diferencia.

 

ALBERTA CANADÁ

 

Catalogado como el incendio  número uno en cuanto a ser el mas nefasto del siglo XXl , (el de Chile 2017 ocupa el segundo lugar) en un país que  a todas luces es superior al nuestro  en recursos, infraestructura y poder económico, debemos señalar que sólo  pudieron contener su Mega Incendio,  después de cuatro meses, es decir,  más menos 122 días, con un costo total de siete mil  millones de dólares americanos, con pérdidas de 1600 edificios y con la evacuación de una ciudad de noventa mil habitantes, que quedó devastada.

 

LAS CAUSAS DEL INCENDIO

 

Según las investigaciones, fueron naturales debido a una extrema sequía y muy altas temperaturas en esa primavera, más la presencia de demasiados árboles maduros y una alta densidad que crean   las condiciones de alto riesgo de incendios forestales. Se suma a esto, un nexo directo entre el aumento de la temperatura global del planeta y el aumento de las catástrofes naturales. Los incendios forestales son fenómenos normales de autorregulación de los bosques. La influencia del cambio climático ya se hace sentir, y no sólo en los incendios forestales, sabemos que cinco pequeñas islas del Océano Pacifico, parte de las Islas Solomon desaparecieron debido al aumento del nivel del mar.

La ciudad minera Fort McMurray, de más de 90 mil habitantes, debió ser completamente evacuada y ha virtualmente desaparecido del mapa. También otras pequeñas localidades y reservas indígenas. En algunos vecindarios resultó afectado hasta el 80% de los hogares.

Ralph Goodale, ministro canadiense de Seguridad Pública, expresó, “Esto sigue siendo un incendio fuera de control, enorme y peligroso”, agregando que,  el termómetro permanece cerca de los 30°C y los vientos llegaban a los 40 km/h, lo que atizaba las llamas en los bosques y matorrales de la región, afectados por más de dos meses de sequía. En total se registraron 49 focos.

 

CHILE 2017

 

                 Los expertos de Europa, de la European Commission, han señalado como condición fundamental, que lo más importante no es la causa , es decir, no es el origen del fuego  lo vital, ya sean, naturales y/o provocados, sino la condición climática que concurre al momento de sobrevenir éstos.

Desgraciadamente para nosotros, al igual que en la película, Tormenta Perfecta”, basada en hechos reales, al incendio ocurrido en nuestro país, las condiciones climáticas concurrieron en forma fatal y favorecieron que simples incendios se transformarán finalmente en un mega incendio, con características según ellos, nunca antes observadas, de las cuales rescataré para vuestro conocimiento las siguientes:

  1. Meteorología extrema, -léase, adversa.
  2. Alto estrés hídrico de la vegetación, -léase nueve años de sequía.
  3. Bloqueo anticiclónico, altas presiones en el Pacífico y la cordillera de los Andes
  4. Altísima simultaneidad de incendios, más de 100, llegando a un punto de 120.
  5. Numerosas hectáreas ardiendo a la vez
  6. Fenómeno especial climático crítico durante la noche del 25 al 26 de Enero
  7. Por la razón anterior, 115.000 ha., quemadas en 14 horas, hecho inédito en el mundo.
  8. Resultado final de todo lo expuesto;
  9. TORMENTA DE FUEGO con vientos generados por la acumulación de aire caliente y el bloqueo de este aire, que provoca una vorticidad de la atmosfera y una rotura de la inversión térmica, dando como resultado vientos de una velocidad máxima de hasta 130 km/h , lo que torna imposible cualquier acción humana.

 

LOS AVIONES

 

Lo que nadie parece querer saber, es que los informes de la NASA daban cuenta de que los Super- aviones no eran los mas indicados para los incendios forestales y que sus incursiones no habían prosperado y que según destaca la prensa, entre ellos el Diario La Tercera, hace menos de un año, la  historia del Super Tanker era otra: el Boeing 747-446 estaba abandonado en el desierto de Colorado, a punto de convertirse en chatarra.

No contaba con certificados para operar en Estados Unidos y una tormenta de granizo en junio de 2016 había terminado de dañar el fuselaje, siendo trasladado a un hangar en Tucson, Arizona, para reparaciones. La empresa Evergreen que lo administraba se había declarado en quiebra el 31 de diciembre de 2013, luego de que sus misiones con otras aeronaves en lugares como México, Alaska o España no habían resultado efectivas, aumentando las críticas entre las organizaciones de emergencia y los servicios forestales del mundo -como el United States Forest Service (USFS)- de que los grandes aviones tanqueros no eran el medio más adecuado y eficiente para enfrentar los incendios.

Es decir, y a prueba de desmentidos, el Super Tanker es un avión que recién había conseguido los permisos para poder operar y presentarse a licitaciones en Estados Unidos en noviembre del año 2016, para ser más explícito, el Super Tanker no opera apagando incendios en Estados Unidos

 

CONAF

Ante toda esta caótica situación, con el agravante que existían en su momento 120 focos de incendio, que para ponernos en contexto, imagine nuestro amigo lector que entran a robar a su casa, pero en vez de uno los asaltantes son ciento veinte, y cada uno en forma individual, cual es su verdadera capacidad de defenderse ? Prácticamente, ninguna verdad?

Por otra parte,  una propuesta de un avión que los informes técnicos de un organismo tan poderoso y prestigiado como la NASA le dice al United States Forest Service, -la Conaf de USA., que estos aviones no sirven, o que no han demostrado ser útiles, y que traerlo significa un costo tan alto como 10.000.000 millones de dólares, ¿creen ustedes que es fácil tomar la determinación?.

Distinto sería si estos informes dijeran lo contrario, que es el gran salvador, que ha combatido con éxito grandes incendios en el mundo, y además, en esto me incluyo como absolutamente ignorante, que el agua no es el que apaga los incendios forestales, ésta sólo permite crear situaciones favorables para que los brigadistas y bomberos puedan ejecutar su labor de combatir y detener el fuego.

La toma de conocimiento de la desastrosa situación climática de la noche del 25 al 26 de enero es sólo una muestra de lo ignorantes que somos y de lo injustos que podemos llegar a ser, al opinar sobre el actuar de un sinnúmero de personas que tratan de dar lo mejor de sí para poder proteger en este caso, los bosques, la vida animal y humana y les “agradecemos” con insultos, ataques arteros sin conocer los verdaderos hechos, la razón de la toma de decisiones y los intereses mezquinos que a veces están involucrados.

No olvidemos que en Alberta Canadá, los focos fueron 49, acá 120, que la temperatura allá era de 30 aquí de 43, que los vientos en Canadá llegaron a 40 km por hora, aquí a 130, todos hechos destacados por los expertos de la Comisión  Europea como extraordinarios, inéditos desastrosos.

Por otra parte, los representantes de la Comisión Europea están asombrados por lo logrado por la CONAF en tan corto tiempo, 20 días ante y frente a los cuatro meses que demoraron los canadienses. La fuerza, la entereza, la entrega de los brigadistas, la dirección y sincronización de todos los elementos que recayeron sobre un grupo muy pequeño de profesionales nos debe llevar a dimensionar lo grande, la hazaña de un grupo de chilenos con la colaboración de un grupo de apoyo internacional.

Una vez más, mientras los extranjeros especializados admiran a la CONAF representada en su gente, nosotros los vilipendiamos.

Señores de la CONAF, señor Director Aaron Cavieres, en mi nombre y en el de la mayoría de los chilenos, gracias, muchas gracias.
Espero que de ésta gran catástrofe aprendamos algo más de cómo combatir Mega incendios, la gran lección es aprender a respetar y no sentirse poderosos porque una red permite que aparentemente seamos jueces, expertos en todo, cuando en realidad deberíamos aplicar la máxima Socrática, “Sólo sé que no sé nada ” y con ello, que el título de éste artículo no cobre cada vez una nueva víctima basada en la ignorancia, la crítica sin fundamento ni conocimiento de causa.
Por último, a todos los mártires, que dieron su vida en un acto de verdadero altruismo, ya que el amor es dar, y dar la vida por tratar de salvar a otros es de una grandeza de espíritu realmente encomiable, pero muy lamentable para aquellos que tendrán que llevar en sus corazones su pérdida para siempre.

Es de esperar que nuestra sociedad no los olvide, pero sobre todo, que no nos olvidemos a las familias que quedarán desoladas, sin quién les sustentaba y sostenía no sólo emocionalmente si no también económicamente.

Para todos aquellos carabineros, brigadistas y héroes anónimos que no trepidaron en dar todo de sí , incluso sus vidas por intentar salvar a otros, mi respeto y admiración.

Por lo tanto, sugiero desde estás líneas y por este medio, iniciar una campaña de apoyo económico, y que el gobierno, otorgue beca de estudios y alimentación  total hasta el término de una carrera técnica y profesional para todos los hijos de estos mártires y héroes de nuestra patria

Victor Sforzini Sepúlveda

/gap