La Bicrim de Victoria detuvo a Feliciano Palma, quien se encontraba prófugo de la justicia y al que se le acusa por estafas bancarias.

Palma alcanzó notoriedad en la década de los 90 por el fraude de Lozapenco, conocido como “la estafa del siglo” y que incluyó una defraudación al Fisco en más de US$46 millones.

Actualmente, la Fiscalía Centro Norte lo investiga por una serie de estafas a bancos, que incluso incluye un intento de engaño al HSBC y al Santander -banco que presentó la denuncia-, causas por las que estaba preso hasta que un juez lo liberó el 8 de agosto cambiando su prisión preventiva por arresto domiciliario.

Hace pocos días, tras petición de la fiscalía, la corte revocó su libertad, pero Palma no fue hallado en el hotel Intercontinental -que había fijado como su lugar para cumplir el arresto-, ni en otros domicilios.

La PDI contaba con una orden de detención en su contra.

/gap