En el mes de julio se conoció que la audiencia final del caso Luchsinger Mackay – donde ayer se dictaminó la inocencia de los 11 comuneros mapuche imputados – se iba a realizar en la segunda sala del Tribunal Oral en lo Penal de Temuco y que iba a estar presidida por el juez José Ignacio Rau Atria, acompañado por los magistrados Patricia Abollado Vivanco y Luis Torres Sanhueza.

En esa oportunidad, Jorge Luchsinger Mackay, el hijo mayor de Werner Luchsinger y de Vivian Mackay que murieron calcinados en su casa de Vilcún la madrugada del 3 de febrero de 2013, confesaba que no conocía al juez que iba a estar a cargo de la audiencia por el crimen de sus padres. Sin embargo días más tarde se enteró de los posteos que el juez Rau había publicado en su cuenta de Facebook, donde ironizaba sobre el carácter terrorista de otros delitos ocurridos en La Araucanía.

En sus publicaciones en su cuenta de Facebook–que después configuró para limitar su acceso-el magistrado calificaba un procedimiento de Carabineros en una escuela como de “matonaje pseudo militar”,  ironizaba sobre el debate en torno al estado de derecho en la región y se refería a los agricultores de la zona como “latifundistas”.

Sobre el uso de bombas lacrimógenas de Carabineros en una escuela de la zona, el juez Rau posteó en la misma red social que es un abuso de poder sin precedentes y agregó lo siguiente: “Yo no avalo un ápice el matonaje pseudo militar”.

Consultado sobre estos mensajes en julio pasado, Jorge Luchsinger señalaba que “sin perjuicio de que nadie puede estar de acuerdo con un matonaje, o lo que pueda ocurrir en una escuela, pienso que un juez debe abstenerse de este tipo de comentarios. Afecta su imparcialidad, sobre todo porque en el juicio por la muerte de mis padres habrá carabineros que serán testigos y además las defensas han realizado comentarios públicos respecto del actuar de las policías. Entonces, como parte querellante puedo inferir que en estos comentarios el juez Rau tiene un prejuzgamiento respecto del actuar de Carabineros. Y pienso también que tendrá un sesgo, que ya no va a ser imparcial al sopesar las pruebas que presentan los querellantes”.

Finalmente, sobre el posteo del juez Rau donde ironizaba en relación al debate que generado en La Araucanía por el estado de derecho en la región (“debe ser fascinante vacacionar donde no hay estado de derecho”) Jorge Luchsinger reconocía que “cuando uno ve comentarios que presumiblemente afectan la imparcialidad que debe tener un juez, eso preocupa. Hay que recordar que en el crimen de mis padres, las acusaciones son de incendio con carácter de terrorista. Entonces sí puedo pensar que con esos comentarios él alude a que no hay terrorismo en la región, o sea, está prejuzgando. Yo me imagino que va a llegar al tribunal pensando en que no hay terrorismo en La Araucanía. Y como las acusaciones son de terrorismo, yo puedo llegar a la conclusión de que él ya tiene absueltos a los acusados”.

Al parecer las premoniciones del hijo mayor del matrimonio que murió calcinado en Vilcún, eran certeras. En la audiencia de ayer el juez José Ignacio Rau comunicó que los 11 comuneros mapuche imputados quedaban absueltos, decretando su libertad inmediata. El mismo magistrado manifestó frente a los ojos de Jorge Luchsinger, que las pruebas fueron insuficientes para establecer la  participación de los acusados en los hechos.

Jorge Luchsinger, luego de conocer los mensajes en Facebook del juez José Ignacio Rau hace casi cuatro meses, se manifestaba escéptico frente a lo que iba a suceder en el juicio oral: “Cuando una de las partes ve que podría haber cierta parcialidad en el juicio, causa un problema en el sentido en que los dictámenes del juez podrían no ser justos, podrían ser sesgados. Yo creo que da lugar a la duda, y un juez que es nombrado presidente de un tribunal no debiera dar lugar a ningún tipo de duda de ese tipo”.

Por Nicolás González S. para ellibero.cl

/psg