Krugman y Stiglitz no sólo tienen en común que forman parte del grupo de economistas más influyentes a nivel mundial, por sus investigaciones, libros o por tener un Premio Nobel a su haber. Ambos también comparten un mérito: ser los economistas más influyentes en Twitter y con más seguidores.

¿Qué pasa en la tuitósfera en Chile? En el país hay cerca de 1.400.000 cuentas de Twitter activas (hay 330 millones en el mundo) y dentro de ellas destaca un grupo de economistas que ha visto en esta plataforma una forma nueva de comunicación, así como de información y contacto con lo que está pasando en el país y el mundo.

Pero no todos los economistas influyentes en el mundo tradicional están en Twitter. Los ex presidentes del Banco Central Rodrigo Vergara, Roberto Zahler, Vittorio Corbo, José de Gregorio, Andrés Bianchi y Carlos Massad no están. Tampoco economistas con destacadas carreras académicas en el hemisferio norte, como Ricardo Caballero y Sebastián Edwards.

Tampoco están los ex ministros de Hacienda Rodrigo Valdés, Manuel Marfán (también ex vicepresidente del BC), Eduardo Aninat ni Alejandro Foxley.

Y no es una cosa de edad ni de falta de exposición, ya que varios de los mencionados son activos columnistas y con presencia en los medios de comunicación, en todas sus plataformas.

Entonces, ¿quiénes están en Twitter?

* Los más populares

El economista chileno con el mayor número de seguidores en Twitter es Andrés Velasco. El ex ministro de Hacienda del primer gobierno de Michelle Bachelet, ex candidato presidencial y ahora candidato a senador por la Región del Maule tiene (hasta el 26 de octubre) 413 mil seguidores. Ingresó a la red en febrero de 2012 y sigue 7.501 cuentas.

Tras él se encuentra el también ex ministro de Hacienda Felipe Larraín, con 82.500 seguidores. El director de Clapes UC sigue a 335 cuentas e ingresó a la red social en febrero de 2010. “Me gusta compartir opiniones, conocimientos y emociones. Creo que las redes sociales pueden ser muy útiles para ello. Además que los usuarios son mayoritariamente un público joven, por lo tanto, hay una exigencia de decir algo interesante, breve y de forma entretenida”, dice Larraín. El coordinador económico del programa de gobierno de Sebastián Piñera tiene como referentes internacionales en Twitter a Jeffrey Sachs, Barry Eichengreen, Nouriel Roubini y Christine Lagarde, entre otros. “Entre los nacionales, sigo a Aldo Lema, Rodrigo Cerda, Sergio Urzúa y José Ramón Valente, entre otros”, comenta.

Velasco y Larraín no sólo coinciden en su paso por Teatinos 120, sino que trascendieron el ámbito económico y pasaron a tener un rol en el mundo político.

Y esa es una de las características clave para entender lo que pasa con los economistas chilenos en Twitter. Según Sebastián Valenzuela, profesor de la Facultad de Comunicaciones de la UC, Velasco y Larraín son economistas con una veta más política. “En cambio, Corbo y De Gregorio juegan un rol más de expertos”, señala.

Distinto es lo que pasa a nivel internacional. Krugman, Stiglitz, Gaviria, Wolfer, Shiller, son los cinco economistas que tienen más seguidores, según RePEc (Research Papers in Economics) de Ideas, uno de los reservorios de economistas más importantes del mundo y cuyo listado es uno de los más utilizados para intentar predecir los premios Nobel de Economía. Dada la importancia que han ido teniendo las redes sociales, ahora, además de elaborar rankings por las publicaciones académicas, también tiene un ranking de los más seguidos en Twitter.

Sebastián Valenzuela señala que cuando los economistas tienen una proyección más internacional tienen mayor presencia en Twitter, porque la forma de comunicarse con la audiencia global es a través de redes sociales. “Si tu público es nacional te puede convenir no estar en Twitter, ya que te basta con la exposición pública que te dan las columnas en los diarios, pero no existe un diario global, sino plataformas globales; si quieres influir a nivel global, tienes que estar en una plataforma como Twitter”.

Pero sigamos en Chile. En el tercer lugar del ranking por seguidores se ubica José Piñera. El creador del sistema de AFP y ex ministro del Trabajo de Pinochet tiene 72.900 seguidores. Tras él vienen dos ex ministros de Sebastián Piñera: Felipe Morandé, con 64 mil seguidores, y Cristián Larroulet, con 62.200.

Este último explica que está en Twitter porque en el mundo moderno las redes sociales son una fuente de generación de ideas de influencia “y para una persona como yo, que me he dedicado siempre a los temas de políticas públicas, es un instrumento de trabajo”, explica el vicerrector de Posgrados de la UDD.

Larroulet es uno de los pocos chilenos que, además, aparecen en el ranking de economistas por seguidores en Twitter de RePEc. Ahí ocupa la posición 18. Más abajo está el investigador del CEP y ex superintendente de Bancos Raphael Bergoeing (lugar 65 RePEc) y el economista UC, Ph.D. en Economía University of Michigan, Claudio Agostini (92).

Donde también hay poca presencia de Twitter es en el Banco Central. De los cinco consejeros, sólo el presidente, Mario Marcel, y Rosanna Costa tienen cuentas activas. El presidente usa escasamente su cuenta y, desde que asumió el cargo, la ha usado principalmente para comentar actividades del banco en regiones. No hay comentarios ni apreciaciones que tengan que ver con decisiones de la entidad, ni en política monetaria ni financiera.

Respecto de Rosanna, la cuenta que tenía está inactiva desde que ingresó al banco.

* Los influenciadores

Sin duda que tener seguidores es un signo de popularidad en la red. Sin embargo, hay cálculos que permiten ver si ello se condice con el poder de influir, de ser un influenciador.

“Al momento de evaluar las variables, la que predomina son las impresiones, que corresponde a la cantidad de personas que vieron el tuit. A esta le siguen, retuits, favoritos, cantidad de respuestas y clics en el perfil del influenciador. Cabe mencionar que no es tan relevante la cantidad de seguidores “followers” como la cantidad de impresiones que este tenga”, explica Álvaro Sepúlveda, fundador de Power Influencer.

Porque una persona puede tener millones de seguidores, pero sus tuits pueden pasar sin pena ni gloria en la red.

Hay varias formas de calcular la influencia. La más popular es el índice Klout (un juego de palabras en inglés, pues clout con C se traduce como influencia), creado en 2008 para medir el grado de influencia de una persona en las redes sociales. Para determinar el puntaje Klout, que va entre uno y 100, se analizan más de 400 parámetros distintos.

El promedio de los usuarios de Klout es de 40. Por lo tanto, se considera que una persona es “influyente” si tiene un índice por encima de la media. Es decir, quienes están por sobre 60 puntos pertenecen al grupo más influyente, que generalmente abarca al 5% del universo que tiene cuenta en la red social.

¿Qué pasa con los economistas en Chile? Si se aplica esta herramienta, se obtiene que el más influyente es Andrés Velasco, con un Klout de 67 (ver infografía). Le siguen Alfredo Sfeir, Felipe Larraín, Cristián Larroulet, Aldo Lema y César Hidalgo.

Sfeir, que hoy es candidato a senador por el Maule, señala que en el mundo de las comunicaciones, sin fronteras, este es un medio importante. “Trato de contribuir en forma propositiva en un momento en que tenemos que salir de esta economía neoliberal como la entendemos hoy”.

En esta herramienta, el Klout, influye mucho quiénes son los seguidores o followers. Por ejemplo, si alguien tiene como seguidor a Barack Obama o Donald Trump -ambos personajes con el más alto Klout a nivel mundial, por sobre los 90 puntos-, el puntaje inmediatamente se eleva.

También se pueden cuantificar aspectos más específicos de la influencia en Twitter. Sebastián Valenzuela explica que uno de ellos es, por ejemplo, medir cuánto una persona influye en las conversaciones de la gente, por las veces que aparece su cuenta mencionada en la red.

Si analizamos la tuitósfera nacional y medimos el total de veces que la cuenta ha sido mencionada en Twitter en Chile en el último mes solamente, a nivel de economistas el ranking es liderado por Andrés Velasco, seguido por Cristián Larroulet, Alfredo Sfeir, Aldo Lema y Manuel Riesco.

Aldo Lema es uno de los tuiteros más activos. El economista uruguayo-chileno, asociado al Grupo Security, señala que usa la red para estar mejor informado. “La información es clave para mis análisis económicos y financieros. Y Twitter no solo es la red social que mejor cubre esos temas, sino también los políticos, por su fuerte incidencia en la economía y los precios de los activos. También me ha permitido canalizar mi vocación comunicacional, especialmente para difundir las buenas ideas económicas. Eso es parte de la responsabilidad social de los economistas”.

Ahora, si medimos el alcance, es decir, el número de usuarios que han visto los mensajes de una cuenta de Twitter, ya sea de manera directa (por ser seguidores) o indirecta (por ser seguidores de seguidores de la cuenta), la lista es encabezada por Cristián Larroulet y seguida por Andrés Velasco, Felipe Larraín, Manuel Riesco y Daniel Hojman.

Y si medimos las cuentas por engagement, es decir, por los retuits y “me gusta” que generan, el ranking es liderado por Cristián Larroulet, seguido por Andrés Velasco, Alfredo Sfeir, Nicolás Grau (jefe programático de la candidatura de Beatriz Sánchez) y Felipe Larraín.

Sebastián Valenzuela señala que si promediamos esos tres factores: menciones, alcance y engagement, podemos tener una buena referencia de la influencia de los economistas en las conversaciones de Twitter de los chilenos.

Si hacemos el ejercicio de promediar, vemos que los top ten son: Cristián Larroulet, Andrés Velasco, Felipe Larraín, Alfredo Sfeir, Manuel Riesco, Nicolás Grau, Susana Jiménez, Cecilia Cifuentes, Aldo Lema y César Hidalgo.

Otra de las herramientas que se usan para medir influencia es el Retweet Rank y que consiste en calcular la cantidad de veces que se ha retuiteado una cuenta en Twitter.

“Los Retweet (RT) que reciben los contenidos son indicadores del nivel de interacción, pero no significan un valor positivo, ya que se puede viralizar el contenido porque se está de acuerdo con él como para criticarlo o burlarse”, explica Carlos Orrego, fundador de Bandmetric.com.

Aplicando esta herramienta a los cinco economistas chilenos con más seguidores, vemos que lidera los RT Andrés Velasco, con 6.287, que representan un 46,8% de sus contenidos totales.

Velasco duplica en RT a otro economista en el listado de los 20 con más seguidores, lo que se explica por la exposición que significa ser, a la vez, considerado como político. El estudio de Bandmetric.com implica que el nivel RT también se puede explicar por la existencia de detractores que se cuelgan de sus tuits para criticarlo.

En la lista de RT le siguen Cristián Larroulet, con 2.243 (11,9% de sus contenidos totales) y más abajo Felipe Larraín, con 724 RT (55,4% de sus contenidos totales).

Como vemos, a la hora de medir la influencia en Twitter se pueden utilizar varios caminos. Por cual optar dependerá de lo que quiera cada uno.

/gap