El fiscal detenido el domingo tras el clásico universitario por supuesta agresión a una funcionaria de Carabineros y ocultación de identidad, Ricardo Peña, quedó en libertad. Sin embargo, el fiscal Ernesto Navarro, jefe de Flagrancia de la fiscalía Metropolitana Oriente, aseguró que aún continúa la investigación.

Si bien las declaraciones de personas involucradas en el hecho dieron cuenta “que fue supuestamente agredida una funcionaria de Carabineros”, tras revisar las cámaras de seguridad, “donde no se puede visualizar ni esclarecer, hasta este momento, algún tipo de agresión que haya sufrido esta funcionaria policial”, explicó el persecutor.

“Es por esta falta y por esta denuncia que se tomó la decisión de que el fiscal Peña va a tener que comparecer ante la Fiscalía Local de Ñuñoa para seguir esta investigación”, añadió.

Además, aseguró que “no hay antecedentes penales por parte del fiscal” y que “él ha hecho una denuncia contra Carabineros por una detención ilegal y también presenta lesiones, por lo tanto, hace una denuncia por lesiones en su persona”.

Respecto a la funcionaria, dijo que “según la constatación de lesiones ella tiene lesiones leves las cuales han sido acreditadas por un dato de atención de urgencia sin perjuicio de lo anterior”

/gap