La agenda judicial estuvo marcada esta jornada por la decisión de la Corte Suprema de desaforar al senador UDI Iván Moreira. En un hecho inédito, la votación del pleno del máximo tribunal fue dividida y por 9 votos contra 8 ganó la posición de confirmar lo resuelto por la Corte de Apelaciones de Santiago que determinó que existen antecedentes para hacer lugar a la causa por delito tributario en contra del parlamentario a quien la Fiscalía Oriente lo acusa por facilitar boletas ideológicamente falsas, en el marco del denominado Caso Penta.

La interrogante es quiénes son los ministros que estuvieron a favor de desforarlo y quienes, por el contrario, sostienen que Moreira no tenía la intención (dolo directo) de rebajar la base imponible de la empresa a la cual facilitó documentos tributarios falsos a cambio de aportes a su campaña política.

El esperado fallo por el mundo judicial y político contó con cuatro ausencias. Los ministros Carlos Cerda, Patricio Valdés, Gloria Ana Chevesich y María Eugenia Sandoval no estuvieron presentes en el pleno del máximo tribunal.

De los 17 supremos que sí participaron de la votación los 9 que decidieron el desafuero de Moreira habrían sido, según diversas fuentes consultadas por La Tercera, fueron Milton Juica, Sergio Muñoz, Rosa María Maggi, Juan Eduardo Fuentes, Ricardo Blanco, Andrea Muñoz, Jorge Dahm y los aspirantes a la presidencia del máximo tribunal Haroldo Brito y Guillermo Silva.

En la minoría, 8 votos, y quienes creen que no hay delito pues se necesita la intención de querer cometer un delito tributario, según las mismas fuentes, habrían estado el presidente del máximo tribunal Hugo Dolmestch, Héctor Carreño, Carlos Kunsemüller, Rosa Egnem, Lamberto Cisternas, Carlos Aránguiz, Manuel Antonio Valderrama y Arturo Prado Puga.

De estos últimos, cuyos argumentos serán dados a conocer el próximo miércoles cuando se entregue la sentencia, hay tres que actualmente integran la sala penal, Kunsemüller, Cisternas y Valderrama, sala a la que llegarán en alguna última instancia los casos Penta, SQM y Corpesca sobre financiamiento ilegal de la política.

/gap