“Respeto la decisión de la Corte Suprema, no la comparto y me duele mucho”. Así comenzó su punto de prensa el senador de la UDI Iván Moreira quien este viernes el máximo tribunal del país aprobara su desafuero.

El legislador es investigado por delitos tributarios e infracción a la ley de donaciones por un monto superior a los $38 millones a través de nueve boletas emitidas por personas ligadas a su campaña senatorial.

Moreira calificó su desafuero como un “hecho inédito” Y agregó que “nunca en la historia de Chile se había dado un fallo de esta naturaleza en que se altera la voluntad y el quórum del parlamento chileno con la decisión de un voto”. Esto último porque la decisión se tomó con 9 votos a favor y 8 en contra.

Además aseguró que no ha cometido “ningún delito tributario”, sino puedo haber incurrido en una infracción electoral.

Y arremetió contra la Fiscalía: “Creo que es malo para la democracia que el Ministerio Público esté criminalizando la política chilena”.

“Esperamos que la próxima semana tengamos los argumentos que ha tomado por un voto la Suprema. Ha sido más que ajustada esta decisión. Como senador creo que en aras de la democracia habría pedido y pedía la totalidad del pleno de la Corte, lo que no fue así”, agregó Moreira.

El senador apuntó a una “persecución” porque “la Fiscalía ha actuado con arbitrariedad en sus decisiones porque hay casos de algunos políticos que por la misma situación mía, igual, les han dado suspensión condicional y en mi caso pidieron el desafuero”.

La presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, dijo que el partido confía en la inocencia de Moreira, que ha habido un sesgo hacia la derecha a la hora de investigar y que conservará su militancia.

/gap