Corrían 51 minutos cuando Sebastián Ubilla silenció al Elías Figueroa Brander con un cabezazo. Nada pudo hacer Gabriel Castellón y el atacante azul eligió no celebrar ante su club formador.

Fue un gol importante para el partido, pero también para el ‘Conejo’, quien en siete partidos oficiales ante Santiago Wanderers registra tres goles, todos en Valparaíso.

El primero contra su ex club lo marcó el 13 de octubre de 2012 en la victoria 4-1 por Copa Chile y luego el 2 de abril de 2016 en la caída 5-4 por el Clausura.

/gap